Cómo asegurar una guerra en Gaza dentro de dos años: Plan de 12 pasos

por Alan M. Dershowitz

Ahora que el alto el fuego parece sostenerse, la comunidad internacional está haciendo todo lo posible para asegurarse que una vez que Hamás se reorganice y rearme, volverá a atacar a Israel con mejores cohetes, túneles más profundos y un uso más eficaz de los escudos humanos.

Hamás volverá a desplegar su "estrategia del bebé muerto" - colocando sus lanzacohetes y entradas de los túneles en zonas densamente pobladas, para que Israel deba matar civiles con el fin de atacar esos objetivos militares. Se repetirá esta estrategia porque siempre funciona. Funciona porque Hamás hace que sea fácil para los medios de comunicación mostrar a los civiles muertos, pero difícil mostrar los cohetes y los túneles detrás y debajo de esos escudos humanos civiles.

El resultado de este despliegue emocional de cadáveres provoca indignación contra Israel por "causar" tantas muertes civiles, y la exigencia de investigaciones internacionales y enjuiciamiento de funcionarios y soldados israelíes.  

Israel gana la guerra sobre el terreno, mientras que Hamás gana la guerra de la opinión pública internacional. 

Hamas luego se reagrupa y rearma, mientras que Israel sufre un daño reputacional permanente por hacer lo que toda democracia haría, y hacerlo mejor.

 Así que ¿por qué no debería Hamás repetir su táctica de ganar una y otra vez? Una respuesta podría ser que Hamás sabe que si dispara una vez más cohetes y construye túneles en zonas densamente pobladas, más civiles morirán, serán destruidos más edificios y más miseria se extenderá entre la población de Gaza. Pero los líderes de Hamás no sólo no se preocupan por estos trágicos resultados, sino que les dan la bienvenida. Cuantos más civiles muertos, tanto mejor para la implementación de la estrategia de relaciones públicas. Funcionó antes y funcionará de nuevo.

El Informe Goldstone, que culpó a Israel por las víctimas civiles de la Operación Plomo Fundido en 2008- 2009, engendró, dio lugar a los cohetes y túneles que llevaron a Israel a realizar la operación “Margen Protector”. Ahora Hamás está buscando la continuidad de Goldstone - esta vez a cargo de un fanático anti-Israel, que ya ha condenado de antemano a Israel y al primer ministro Binyamin Netanyahu por crímenes de guerra, antes de ver una sola de las pruebas. 

Secuelas engendran secuelas, y es totalmente previsible que Hamás ganará esta batalla de la post-guerra de palabras y condenas y que tratará de repetir su victoria implementando una vez más su confiable estrategia del bebé muerto. Tal vez en un año, o tal vez dos, pero sucederá.

La única manera de poner fin a esta guerra recurrente, que trae demasiadas bajas, es exponer y condenar la estrategia de Hamás del bebé muerto y reconocer su doble e infame crimen de guerra. Echarle la culpa a Israel sólo le da a Hamás un incentivo para luchar, hacer una pausa, luchar, hacer una pausa y volver a combatir.

Así que,  aquí está el programa de 12 pasos que garantiza una repetición de los ataques de Hamás contra Israel desde detrás de escudos humanos palestinos, muchos de los cuales morirán:

1. Culpar a Israel, y no a Hamas por los bebés muertos.

2. Acusar a Israel de cometer crímenes de guerra.

3. Que las Naciones Unidas fabriquen pruebas y saquen conclusiones mendaces contra Israel.

4. Convocar a la desinversión, boicots y sanciones contra Israel.

5. Exigir que Estados Unidos suspenda la ayuda a Israel.

6. Tener "académicos" que califican de legítimo que los pueblos bajo ocupación, para resistir,  disparen cohetes desde zonas civiles hacia objetivos civiles y que excaven túneles cuyas entradas y salidas están en zonas civiles.

7. Tener sobrevivientes del Holocausto y sus hijos colocando anuncios en los periódicos que comparan lo que Israel hace en defensa propia con el genocidio nazi de los judíos, sin siquiera mencionar la amenaza que representan para Israel los cohetes y túneles.

8. Aceptar a ciegas el valor nominal de las cifras de Hamás con respecto a las presuntas muertes de civiles entre los palestinos, a pesar de la larga historia de Hamás de adulterar estos números.

9. Centrarse en el número comparativo de muertes palestinas e israelíes, sin explicar que es parte de la estrategia de Hamás aumentar el número de muertes palestinas, mediante el uso de civiles como escudos humanos y la reserva de los refugios sólo para los terroristas.

10. Tener ganadores del Premio Nobel de la Paz, como Jimmy Carter y Desmond Tutu, que condenan a Israel por el uso de "fuerza desproporcionada".

11. Tener una Corte Penal Internacional que abre una investigación contra Israel.

12. Tratar al Estado democrático Israel como moralmente comparable - o peor – con la organización terrorista Hamás.

Este es el programa de dos pasos para reducir la probabilidad de que Hamás vuelva a disparar cohetes y a emplear túneles terroristas contra los civiles israelíes desde zonas civiles palestinas:

1. Condenar a Hamás por haber iniciado la guerra, por disparar contra la población civil desde zonas civiles, por tratar deliberadamente de aumentar el número de civiles muertos y por destinar sus refugios exclusivamente a los terroristas y no a los civiles.

2. Desarmar a Hamas y no permitir que se rearme.

El problema es que la comunidad internacional parece estar siguiendo el programa de los doce pasos más que el de dos. Así que, a menos que las cosas cambien, habrá que estar atentos a una repetición de la tragedia actual.

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal