Carta al mundo
Colaboración de Miri Levy

 

Hola mundo, ¿cómo te va?

Si, somos nosotros otra vez, el pueblo del Estado de Israel. Un país tan pequeño, que apenas cabe su nombre en el mapa, tienes que escribir una parte de él en el agua o en un país vecino.

El único país que el pueblo judío tiene, donde son libres de hablar su idioma, de vivir sus vidas y evitar otro holocausto como el que sufrieron hace un poco más de 60 años. ¿Te acuerdas? Sólo me aseguraba porque tu memoria tiende a ser corta sobre el país que desde el momento de su creación, hace un poco más de 60 años, ha contribuido y dedicado su capital humano, su capacidad tecnológica y su espíritu de innovación para el bien de la humanidad global.

Por lo tanto, tenemos una pequeña petición para ti. No, no te preocupes querido mundo, sabemos que  estas ocupado con temas como el calentamiento global, la crisis energética y la mala economía. De verdad lo entendemos y no vamos a tomar mucho de tu tiempo. ¿Cómo decir esto a la ligera?, no exigimos mucho de ti de todos modos, sólo que nos escuches a nosotros esta vez.

En el próximo par de días, el ejército israelí  espera lanzar  una operación militar de gran alcance y muy dolorosa, en un territorio utilizado por los terroristas (no te olvides de llamarlos así también!)  causado por un atroz acto de agresión contra nuestros civiles inocentes. Una operación que se espera restaure la paz y la seguridad de millones de israelíes y ponga fin a los cientos de cohetes lanzados contra ellos.

Mucha gente va a abandonar su lugar de trabajo; familias van cancelar sus vacaciones de verano y miles verán afectada su vida normal. El enfoque se centrará en tomar represalias contra los terroristas que no pueden diferenciar entre un tanque y un jardín de infantes o una escuela. Contra los que creen que es apropiado y justificado el uso de sus propios hijos como escudos humanos. Contra los que piensan que el lanzamiento de cohetes hacia zonas urbanas  pobladas es una "protesta legítima".

No querido mundo, no necesitamos tu ayuda con soldados o fuerzas. Tenemos nuestra IDF (Fuerzas de Defensa de Israel). Están bien entrenados y totalmente motivados. Y créenos que son los mejores, la mejor inversión de nuestro país. No queremos armas  tampoco. Desarrollamos nuestras propias armas e invertimos miles de millones al año en  tecnología avanzada, todo para que nuestros niños y todos los ciudadanos inocentes no sean  lastimados; hemos llegado a las máximas capacidades de prevención  con nuestra "Cúpula de Hierro", por ejemplo. Los expertos militares de todos los rincones del mundo vienen a aprender de nosotros la manera de combatir en una guerra asimétrica. Por desgracia, cuando tus vecinos amenazan tu existencia te conviertes en experto en este campo.

Tampoco necesitamos tu apoyo con palabras si ello es demasiado difícil para ti. Sí, podría ser agradable, pero entendemos que tú dependes del petróleo árabe, y no deseo molestar a tus amigos con los Keffiyahs en la cabeza y las manos en el disparador. Todos sabemos lo que esto influye en el precio del petróleo.

Así que vamos a pedirte solo una cosa: no molestes y no te interpongas en nuestro camino. Porque es obvio que sabes que ningún país permitiría que sus zonas densamente pobladas  estén bajo ataque con cohetes de día y de noche. Ningún país permitiría que sus niños inocentes tuvieran que vivir en refugios o tengan 15 segundos para correr por sus vidas. Entonces, ¿por qué nosotros, un país de aproximadamente el tamaño de Nueva Jersey, permitiría esto? Ningún país mostraría tanta restricción, mientras que sus ciudadanos de todas las edades se convierten en el blanco de una organización terrorista extremista religiosa radical, que  no reconoce su derecho a existir.

Hemos guardado silencio y aguantado esto durante mucho tiempo, pero este silencio es ensordecedor. Como tu probablemente deberías saber, querido mundo, porque has mantenido tu silencio sobre los asesinatos trágicos de masas en Siria, las violaciones de los derechos humanos en China, la supresión de las minorías y las comunidades LGBT en Rusia, etc. etc. etc. …Pero, por alguna razón, cuando se trata de este pequeño país específico, que habita  entre el terror asesino de sus vecinos y el avanzado Occidente civilizado, ¡de repente tiene mucho que decir!

No necesitamos lecciones de ética y, definitivamente, no necesitamos consejos sobre cómo proteger a nuestro país. Nosotros no necesitamos que nos predique a nosotros acerca de la moderación y de la compasión o la forma de negociar con los terroristas. Así que si tú no estás dispuesto a ser de ayuda, como las muchas otras veces que simplemente te sentaste a un lado y permitiste que los judíos fueran masacrados, simplemente por ser judíos, por lo menos no te inmiscuya en nuestro camino, da un paso al costado y vamos a hacer el trabajo nosotros mismos.

Gracias, sinceramente,

El pueblo de Israel

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal