¡¡¿¿¡¡ En qué están las conversaciones de paz israelo-palestinas!!??!!

Eduardo Hadjes Navarro


 

Queridos amigos ¿en que estado se encuentran las conversaciones de paz entre el gobierno del Estado de Israel y los palestinos?

Éste fin de semana, leía La Voz de América del sábado 5 de Abril y me encontré con una noticia sobre dichas conversaciones, en que John Kerry se lamentaba que no estaba dando los frutos que él y Obama esperaban y ello se debía a “decisiones lamentables de ambas partes”

Junto a este artículo,  venían una serie de noticias relacionadas, publicadas anteriormente. Al encontrarme con varias que no habían aparecido en los correos diarios que me envían, me di el trabajo de leerlos en su totalidad. Al finalizar, una sensación de impotencia, frustración, indignación y rabia, se acumulaban en mi mente, lo que me lleva a escribir sobre este tema, ya tocado en anteriores oportunidades, de manera de poder transmitir a mis queridos lectores, la mezcla de sensaciones que me quedaron, luego de tan prolongada lectura, muchas veces, repeticiones que aumentaban mi ira.

Permanentemente, queda demostrado que el enojo de nuestros aliados americanos, radica en que Israel, Benjamín Netanyahu y los interlocutores israelíes, no se ajustan en sus decisiones, a las necesidades y deseos de EEUU, teniendo la osadía de preocuparse de la seguridad y conveniencia israelí, cuando ellos ya nos han dicho que no nos preocupemos, ya que ellos nos cuidan.

Ya vimos como Obama cumple su palabra y sus compromisos. ¿Ejemplos? Si Siria cruza la línea roja. Si Putín se mete en Ucrania, Si Corea del Norte sigue con sus experimentos nucleares. Si Irán no para en sus intentos por transformarse en potencia nuclear…….¿Sigo?

En todos estos artículos, se reitera los compromisos israelíes y como éstos, no se cumplen en su totalidad. Entre otros, destaquemos dos: Israel aceptó soltar a 104 palestinos, criminales condenados por actos terroristas que cobraron vidas israelíes.

Netanyahu se comprometió a soltarlos en 3 grupos, de manera que Abbas no se diera el lujo de recibirlos como héroes y, no quedando más por liberar, abandonara la mesa de negociaciones. Claro que ahora, para continuar las conversaciones, Abbas exige que se aumente a 1.000 los liberados, mientras Israel acepta llegar “solo” a 400.

Igualmente, Israel se habría comprometido a suspender la construcción de viviendas en territorios que los palestinos pretenden que forme parte del futuro Estado Palestino, lo que no se estaba cumpliendo.

El año pasado, Israel suspendió por 10 meses las construcciones, sin que Abbas se sentara o mandara a alguien a hacerlo.

¿Qué compromiso adquirían los palestinos, para equiparar los sacrificios que debía hacer el gobierno israelí, especialmente en lo referente a liberar a asesinos condenados? Como de costumbre NADA, salvo  no insistir ante las Naciones Unidas y 15 agencias dependientes, para que sean reconocidos como un Estado con plenitud de derechos.

Se comprende que, como de costumbre, Abbas no respetó su palabra y nuevamente, volvió a insistir en sus tratativas, pese a que se sabe fehacientemente que en la actualidad, el tal Estado Palestino, es una mera ficción.

Debo reconocer que Kerry actuó muy bien al suspender una reunión programada para el miércoles 9 de Abril, con Abbas, por haber faltado a su compromiso.

Pero volvamos a las exigencias para con Israel. ¿Cómo es posible que el mundo entero no capte la inmoralidad y desigualdad de proporciones, solicitándole a Israel y su gobierno, severas y dolorosas medidas, sin que los palestinos se obliguen en nada, salvo, suspender por 9 meses, sus tan fracasadas tratativas de reconocimiento, sabiendo que no se ha llegado a un acuerdo anteriormente, por culpa de ellos y sus negativas a aceptar la existencia de Israel como Estado judío o la exigencia de que los 4,5 millones de “refugiados palestinos” sean recibidos por Israel ya que en su futuro Estado, ellos, sus propios hermanos palestinos, no tendrán cabida, al igual que los judíos, pues ya proclamaron que su futuro Estado, será territorio libre de judíos?

Si, amigo lector, no me estoy olvidando que a pesar de esto, tienen el descaro de acusar a Israel de ser racistas y discriminar de las minorías, en circunstancias que se dan el lujo de tener entre 10 y 12 diputados palestinos en el parlamento israelí.

Al poner “el mundo entero” estoy resaltando como esta anomalía es aceptada a tal punto, que incluso Israel, los israelíes y los judíos, estamos aceptando que tal cosa suceda en forma permanente.

Cuando ejércitos de distintas naciones, se enfrentan en guerras siempre dolorosas, son los vencedores los que imponen sus condiciones. Israel sólo  ha combatido y derrotado a ejércitos de países pertenecientes a la Liga Árabe. Permanentemente, los árabe palestinos, fueron ignorados por los componentes de la Liga. No se les consultó, no se les permitió participar, simplemente, fueron ignorados en forma total y categórica.

En la actualidad, los palestinos sólo se han enfrentado con Israel a través de sus guerrillas terroristas. Cuando Israel pierde la paciencia y responde, los agresores ponen el grito en el cielo y reclaman a cuanta organización internacional existe, sin embargo, para sentarse a conversar con los israelíes, éstos, deben “pagarle” para que acepten “sentarse” y lo hacen como que fueran los grandes triunfadores.

¿Por qué Israel acepta tal anomalía? ¿Por costumbre? ¿Por presión internacional? ¿Por las posibles críticas? Pero si siempre, van a criticar a Israel. Den lo que sea, siempre será poco. Acepten lo que sea, igualmente, será poco.

¿No habrá llegado la hora que el gobierno israelí empiece a actuar con más dignidad y exija “sentarse” sólo en igualdad de condiciones, aun cuando debiera hacerlo como los vencedores que realmente son?

Israel efectúa elecciones periódicas y los palestinos una vez, hasta que el elegido muera.

Israel es un país carente de democracia.

Israel respeta a sus ciudadanos sin importar su religión. Los palestinos apenas aceptan a sus musulmanes. En Gaza, Hamás acaba de anunciar que se endurecerá la justicia, para llegar a la Sharía plena.

Israel es un país intolerante

Israel envía permanentemente luz, agua, gas, medicinas y alimentos a Gaza. Ahora, ha agregado el atender a heridos sirios que llegan a su frontera.

Los terroristas de Hamás tratan de matar, como sea y cuando pueden, el máximo de civiles israelíes y el gobierno sirio, asesina sin piedad a sus opositores.

Israel es un país cruel e insensible, carente de humanidad.

La aberración mayúscula es que Obama está ofreciendo liberar a Jonathan Pollard, apresado en Washington el año 1985, bajo la acusación de espiar a favor de Israel, a cambio de la liberación de los 1.000  asesinos, solicitado por Abbas. ¿Por qué debe ser EEUU quien recompense a Israel y no los palestinos? ¿Por qué los gobiernos norteamericanos se han negado a liberarlo en conversaciones y negociaciones directas con Israel y ahora, están dispuestos a hacerlo por los palestinos?

Una última pregunta ¿Qué se debe hacer para que EEUU comprenda que Israel firmará la paz, bajo términos aceptables y seguros para los israelíes y no para la popularidad del gobierno de turno americano?

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal