Guerra de culturas…

Dr. René Pommer 

 

 

El enfrentamiento que estamos presenciando en el mundo, No és un enfrentamiento entre las religiones o un enfrentamiento entre civilizaciones, es un enfrentamiento entre dós polos opuestos, entre dos eras, es un enfrentamiento entre una mentalidad que pertenece a la edad media y otra mentalidad que pertenece al siglo 21, es un enfrentamiento entre la civilización y  el retraso, lo civilizado y lo primitivo, entre la barbarie y lo racional, es un enfrentamiento entre la libertad y la opresión, entre la democracia y la dictadura, es un enfrentamiento entre los derechos humanos por una parte y la violación de ésos mismos derechos humanos por la otra, es un enfrentamiento de aquellos que tratan a las mujeres cómo unas bestias, y aquellos que las tratan cómo seres humanos.

Lo que vemos hoy en día, no es un enfrentamiento entre las civilizaciones. Las civilizaciones no se enfrentan, si no que compiten. Es un enfrentamiento entre la cultura de occidente y el retraso y la ignorancia de los musulmanes. Si. Éso es lo que quiero fijar.

¿Quién fué el que apareció con el concepto de enfrentamiento de las civilizaciones?

Los musulmanes son los que comenzaron a utilizar ésa expresión. Son los musulmanes los que iniciaron el enfrentamiento de las civilizaciones.

El profeta del Islám dijo:

Se me ha ordenado combatir a las gentes, hasta que crean en Alah, y en su mensajero

 (Profeta).

Cuando los musulmanes dividieron a las gentes entre musulmanes y no musulmanes,

y llamaron a combatir a los otros hasta que crean en lo que ellos mismos creen,

Ellos iniciaron éste enfrentamiento y comenzaron ésta guerra.

Para detener ésta guerra, ellos deben de revisar sus libros islámicos y su currícula, los que están llenos de llamados al “Tafkir”, y a combatir a los infieles (= no musulmanes).

Él ha dicho  que él nunca ofende las creencias de otras personas.

Que civilización le permite a él darle a otras personas nombres que ellos mismos no han elegido?

A los Judíos, una véz les llama “Al Dimma“,  ( = Súbditos de segunda clase ),  en otra ocación les llama “ el pueblo del libro “ ,  y en otra oportunidad, los compara con monos y cerdos. O llama a los Cristianos, “Aquellos que provocan la ira de Alah “.

Quién dijo de que ellos eran “ El pueblo del libro?   Ellos no son el pueblo del libro. Ellos son el pueblo de muchos libros.

Tódos los libros científicos útiles que ustedes tienen hoy en día, son de ellos. Son el fruto de su pensamiento libre y creativo.

Con que derecho les llaman  “ Aquellos que han provocado la ira de Alah “?.

O “ a aquellos que se han apartado del camino “?.

Y luego viene aquí y dice de que su religión le ordena abstenerse de ofender las creencias de los otros? .

No creo en lo sobrenatural. No necesito ninguna clase de Dioses. Pero, respeto el derecho de otros a creer en éso.

Hermano. Usted puede creer en las piedras mientras no me las arroje a mí.

Usted es libre de adorar lo que quiera. Pero las creencias de otras personas, no son un asunto suyo. Ya sea que crean que el mesías es Diós, hijo de María,  o que Satanás es Diós, hijo de María. Dejemos que las gentes tengan sus creencias.

Los judíos han sobrevivido la tragedia del Holocausto,  y han obligado al mundo a respetarlos, con sus conocimientos, no con el terror, con su trabajo, no con sus gritos y lamentos.

La humanidad le debe la mayoría de los descubrimientos y la ciencia del siglo 19 y 20,

a ciéntíficos Judios.

15 millones de personas diseminadas por el mundo, unidos, y se ganaron sus derechos a travéz del trabajo y del conocimiento.

Nunca hemos visto un sólo Judío explotar en un restaurante alemán.

Nunca hemos visto a un sólo Judío, destruyendo una iglesia.

No hemos visto a un sólo Judío, protestar matando Gentes.

Los musulmanes han convertido trés estatuas de Buda en escombros.

No hemos visto a un sólo budista incendiando una mezquita,

asesinando a un musulmán o quemando una embajada,

sólo los musulmanes defienden su fé, incendiando iglesias,

matando gentes y destruyendo embajadas.

Ése camino no conducirá a ningún resultado.

Los musulmanes deben de preguntarse,

lo que podrían hacer por la humanidad,

antes de exigirle a la humanidad de que los respeten.

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal