¿Israel en un entorno idílico?

Eduardo Hadjes Navarro      

 

Queridos amigos, si miramos el entorno israelí, podríamos llegar a la falsa conclusión que esa zona del Medio Oriente, está viviendo días maravillosos: Rezos por la paz, entre los Presidentes de Israel y  palestino, junto al Papa y a Bartolomeu I, en el Vaticano y con elecciones ¿¡democráticas!? en Siria y Egipto. ¿Qué más se puede pedir?
Por desgracia, todo esto, es una mera quimera. Una falsedad absoluta y quien piense lo contrario, creo que está dejándose llevar por deseos largamente añorados, pero aun inalcanzables.

Analicemos cada uno de estos puntos por separado y vamos a partir por Siria.
En medio de una cruel guerra civil, que ya cumple 3 años y con más de 162 mil muertos, pretender efectuar elecciones, es, cuando menos, de un cinismo e hipocresía que sólo  un tirano de la calaña de Basher al Assad, podría concebir.
Cuando se anunciaron estas elecciones, comenté que seguramente Assad ya tenía escrito su discurso, proclamando su triunfo arrollador y no me equivoqué, ya que oficialmente, habría ganado por más del 90% de los votos emitidos. Siendo tal resultado tan absurdo, creo que no vale la pena comentarlo.

En la mitad de su territorio, no se efectuó elecciones, por estar en manos de “terroristas” que quieren derrotar a tan augusto paladín de la justicia y la paz. En  la otra mitad, se votó bajo tal temor, que muchos electores, marcaron su preferencia en público, mostrando su voto a favor de Al Assad, antes de depositarlo en la respectiva urna.
Finalmente, ¿sabe alguien el o los nombres de los otros candidatos y quién controló el escrutinio y recuento de los votos? ¿Creen ustedes que al interior de Siria y en territorio aun bajo el dominio gobiernista, se atrevería alguien a formular estas preguntas?
Como muestra de generosidad ilimitada, Al Assad acaba de decretar una amnistía para un número no determinado de presos, a los cuales, permutará la pena de muerte, por cadena perpetua. No estoy seguro si este cambio representa un premio o un castigo.
Sobre Egipto, salvo lo referente a la guerra civil,  el número de muertos y el indulto, todo el resto, lo podemos repetir sin miedo a equivocarnos.

Abdelfatah al Sisi, triunfó con el 96,9% de los votos. Estuvo muy modesto ya que yo le auguré el 98%.

Al existir un tratado de paz entre Israel y Egipto, Netanyahu llamó al electo Presidente, para felicitarlo y Al Sisi ratificó que cumpliría íntegramente los acuerdos existentes entre ambos Estados. Esto, es posible que se cumpla, ya que el mayor enemigo interno del Presidente, son los Hermanos Musulmanes, los que habían llevado de Presidente a Mohamed Mursi, al cual derrocó justo al cumplir un año en el poder y éste grupo islámico radical, desde siempre, proclamó entre sus objetivos, destruir Israel, aun cuando debemos reconocer que mientras Mursi estuvo en el poder, no se vieron manifestaciones por parte del gobierno, en contra de Israel y además, ordenó construir un muro separatorio, entre Egipto y la Franja de Gaza, la cual, en algunos lugares, llega a los 35 metros de profundidad, para lograr bloquear los múltiples túneles clandestinos de Hamás, ocupados para contrabandear principalmente armas y cohetes, para ser usados en contra de civiles israelíes.

Estamos llegando a la parte más complicada del presente comentario, el encuentro entre Peres, Abbas, el Papa Francisco y el Patriarca Ortodoxo de Constantinopla, Bartolomeu, para rezar por la paz en Medio Oriente,  reunión de la cual, yo creí que no se lograría nada positivo y debo reconocer que me equivoqué, ya que aquí en Chile, hemos tenido desde el viernes 6 hasta hoy 10 de junio, en que estoy escribiendo este comentario,  5 días consecutivos, en que los diarios, radios y TV, mencionan destacadamente a Israel, sin demonizarlo. Incluso ayer, El Mercurio publicó la noticia en  media página, siendo, según mi criterio, imparcial y muy equilibrado en la redacción de la información.

En esta crónica, se mencionan parte de las múltiples frases para el bronce que pronunciaron los involucrados en tan ecuménico encuentro, el domingo 8. Detengámonos en una pronunciada por Abbas: “Un Estado soberano e independiente” y dijo que su pueblo “anhela una paz justa, una vida digna y libertad”

Sabemos que Fatah y Hamás acaban de entrar en un período de unificación, en que Abbas fue nombrado Presidente mientras se llama a elecciones y Hamballah el Primer Ministro. Eso quiere decir que ahora, Hamás estaría bajo las órdenes de Abbas. ¿Cómo podrá explicar el Presidente de “todos” los palestinos, que Hamás, el mismo 8 de junio, volvió a llamar a la destrucción de Israel? ¿Será que para Abbas, la paz y la libertad consiste en asesinar a 8 millones de personas, hacer desaparecer a uno de los países que más adelantos y logros científicos, médicos, de comunicaciones, adelantos agrícolas y muchos etc, está entregando a la humanidad toda, lo que beneficia no sólo a los judíos, cristianos y musulmanes que viven y conviven en Israel, sino que a nivel mundial?

Mucho se ha especulado para explicar el repentino deseo y necesidad de unificarse a estas dos facciones palestinas, sabidamente enemigos irreconciliables. Ahora, a pocos días de iniciado el proceso, se empieza a develar parte del misterio y justamente, esto se está dando gracias a los conflictos que ya están surgiendo entre las partes.

Es sabido que Hamás está quebrado. Viviendo de las dádivas extranjeras, sin interesarse para nada en crear fuentes de ingresos, ya que ello significaría un progreso y bienestar para el pueblo palestino bajo su tiránico dominio, lo que le mermaría su base de ataques en contra de Israel, se ha visto seriamente afectado por los múltiples conflictos, derivados de la “Primavera Árabe” y sus consecuencias posteriores.

Su principal proveedor de armas y dólares, Irán, está teniendo sus propios problemas debido a las medidas económicas, adoptadas en su contra, tanto por USA como por la UE. A esto, agregamos que cada día resulta más difícil hacer llegar donativos y pertrechos a la Franja, ya que Siria, con sus propios problemas, no tiene ni la voluntad ni el espacio, para seguir siendo el puente entre Irán y Hamás. Incluyamos el cierre de los pasos clandestinos con Egipto, está conduciendo a Hamás a un estado desastroso, al punto de no tener dinero para cancelar a sus empleados, incluidos el grupo radicalmente terrorista Ezaddin al-Kassam.

Tanto Abbas como Haniyeh, pensaron que si anunciaban la unificación palestina, la ayuda económica iba a fluir nuevamente a raudales. Una cosa es efectuar declaraciones en pro de la causa palestina y en contra de Israel incluso sabiendo de la falsedad de tal respaldo y otra cosa es seguir enviando millones de dólares, teniendo claro que el destino mayoritario de dichos dineros, serán en éste orden: comprar armas y cohetes para tratar de destruir a Israel, desviar a las cuentas de los dirigentes palestinos y, recién lo que sobre, destinarlo para las necesidades del pueblo. Total, lo que a éstos les pueda faltar, se culpará de ello a Israel, lo que abre las puertas a nuevos donativos, pero esto último, se está viendo que tiene un límite, al cual, aparentemente, se está llegando.

En los próximos días, seguiremos viendo las disputas entre Fatah y Hamás. Eso, nos irá aclarando los motivos de la artificial unión palestina y ahí, ya nadie medianamente inteligente, podrá seguir dudando de la inutilidad para la zona, de la bien  intencionada convocatoria del Papa Francisco, para rezar por la paz.

A estas alturas, mis lectores ya sabrán que hoy martes, se efectuaron las elecciones para reemplazar a Simón Peres, habiendo sido elegido en su reemplazo Reuven Rivlin, miembro del Likud, ex Presidente de la Knesset, de 74 años. El cambio de mando, se efectuará el 27 de julio.

Antes de terminar éste comentario, un merecido homenaje a Simón Peres, el último paladín de los dirigentes activos, desde la creación del Estado de Israel, el cual a sus 90 años, continuó entregando todo su esfuerzo y capacidad, por lograr la paz entre Israel y sus vecinos, siendo un muy merecido ganador del Premio Nobel de la Paz.

Que Dios nos permita seguir contando con su valiosa presencia, por muchísimos años más.

 

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal