Recado a quienes escuchen y le puedan creer
a la Federación Palestina, en chile

Eduardo Hadjes Navarro


Faltándole el respeto a Chile y los chilenos, la Federación Palestina (FP) ha tratado de romper nuestro respetuoso silencio y esfuerzo por mantener alejadas de nuestras fronteras, el conflicto del Medio Oriente, un problema absolutamente alejado del quehacer nacional.

Chile se ha caracterizado por ser tolerante de todas las ideas, creencias políticas y religiosas, diferencias raciales y de género. Esto, se vio reforzado por la Ley Zamudio. Con estupor, vemos un nuevo intento de la FP por transgredir ésta tradición, importando a Chile, amparándose en tergiversaciones históricas, la semana del Apartheid, contra Universidades israelíes que se lleva a cabo en Universidades de EEUU y Europa.

Para justificar ésta sin razón, pretenden aquí y en los países en que tal ignominia se efectúa, hacer creer que Israel es un país racista, donde se discrimina a las minorías y se practicaría un Apartheid tan o más cruel que el que se llevó a cabo en Sud África, mientras una minoría blanca, dominó dicha nación.

Sabemos que los razonamientos, por lógicos y reales que éstos sean, no tienen mayor efecto en las mentes fanatizadas de los integrantes de la FP. Igualmente, tenemos claro que por ningún motivo podemos ignorar tal ignominia, guardando silencio cómplice.

Ante tales actuaciones, para aclarar la realidad israelí y la razón de su obrar, creo que lo mejor es recurrir a la historia y responder acorde a ello. Igual, los palestinos criollos no aceptarán nuestra argumentación, pero el resto de los chilenos, especialmente  los que escuchen a los integrantes de la FP, podrán entender la realidad del acontecer en Medio Oriente y, además, verificar el grado de ignorancia histórica y el fanatismo de sus integrantes.

Veamos parte de la historia, real, indesmentible e irrebatible:

Israel es la única auténtica democracia del Medio Oriente.

Tiene un régimen parlamentario, en que  se elige un Presidente y miembros del Parlamento, designando la mayoría al Primer Ministro, el cual, en conversaciones con otros partidos afines, conforman el ministerio y son los que gobiernan, mientras dura su período, pudiendo ser censurados en cualquier momento, lo que lleva a llamar a nuevas elecciones.

Los palestinos, tanto en la Franja de Gaza como en Cisjordania, tienen elecciones presidenciales que se perpetúan en el tiempo, ya que sus Presidentes, se proclaman vitalicios. Gaza no tiene Presidente ya que en las elecciones del 2005, Hamás le ganó a la Autoridad Nacional Palestina, primero en las urnas y luego en las calles de Gaza, al iniciar una matanza indiscriminada de cuanto opositor se cruzaba en el camino.

En su oportunidad, Israel facilitó la huída de los sobrevivientes de la ANP a Ramala y en toda su historia, la ANP ha tenido sólo dos Presidentes, Yasser Arafat hasta su muerte, para ser sucedido por Mahmud Abbas hasta que algún error de cálculo, le haga creer que puede ser reelegido o Allá lo llame a su lado.

Israel es el único país del Medio Oriente que no discrimina a sus ciudadanos:

Esta realidad llega a tal punto, que es el único país en que ciudadanos musulmanes, los árabe-israelíes, pueden elegir libre y democráticamente a sus representantes al parlamento. Es sabido que ellos han contado con entre 10 y 12 representantes en el Parlamento israelí, dependiendo de los votos obtenidos en las urnas.

En los parlamentos de Gaza y Cisjordania, no se sabe quien los eligió y sus integrantes son exclusivamente musulmanes. Los cristianos, no tienen cabida ya que son  “infieles” al igual que cualquier  no musulmán, incluidos los integrantes de la FP chilena.

En Israel  no se discrimina a los palestinos, al punto que todos los que viven en su territorio, lo hacen en el lugar, ciudad y barrio que ellos elijan. Pueden estudiar en el colegio y universidad que ellos deseen y en cada establecimiento educacional israelí, tanto los alumnos como los profesores israelíes y árabe-israelíes, se mezclan sin problemas raciales, religiosos o de sexo.

En los territorios cuyas autoridades son palestinas, al igual que en la totalidad de los países musulmanes, los palestinos están condenados a vivir en campos de refugiados a perpetuidad y por ningún motivo se permite que los hijos nacidos en sus propios territorios, adopten la nacionalidad del país que los cobija. Es así como de los 750 mil refugiados que eran en sus inicios, pese a las muertes naturales y a los que han logrado emigrar a otras naciones, en la actualidad, se habla de 4,5 millones de refugiados, los cuales, acorde a las declaraciones de Abbas, éstos no tendrán cabida en un futuro Estado Palestino, sino que deberán ser recibidos por Israel.

Abbas y Haniyeh, autoridad máxima del grupo terrorista Hamás, se ufanan por adelantado, que éste Estado Palestino, será libre de judíos y refugiados palestinos.

En Israel, es raro encontrar algún hospital en que no se mezclen enfermos, enfermeras, médicos y personal administrativo, sin distinción de religión, raza o nacionalidad y tanto médicos como enfermos, las relaciones profesionales son igualitarias.

Lo mismo acontece con el poder judicial, al punto que un juez árabe-israelí, es el Presidente del Tribunal Supremo. Tampoco son discriminados en el ejército, donde cada día, se ven más voluntarios de origen árabe, diferenciándose de los israelíes, sólo que éstos lo hacen en forma obligatoria y los primeros voluntariamente, pues se respeta sus derechos civiles y su facultad de decisión. Drusos han llegado a grados máximos.

La atención de enfermos alcanzó tal punto, que es sabido y reconocido que cada día, más heridos/as sirios, se trasladan a Israel para salvar sus vidas, sin que ellos tengan que desembolsar por transporte, tratamiento, hospitalización o remedios. Desde hace muchísimos años, lo mismo ocurre en el sur, con palestinos procedentes de Gaza.

En cambio de esto, los refugiados sirios que llegan a Turquía, Líbano o Jordania, son encerrados en campamentos para refugiados y su manutención, correrá preferentemente por fondos provenientes de la ONU, EEUU y la UE.

Muchos otros ejemplos se pueden citar, pero quiero terminar estas líneas, recordándole a los integrantes de la FP que sus ancestros llegaron a éste maravilloso Chile, especialmente en la primera mitad del siglo XX,  huyendo de la persecución musulmana, no judía, mientras Palestina era dominada tanto por el Imperio Turco Otomano, como posteriormente, por el Protectorado británico.

En la actualidad, salvo en Israel, en la totalidad de los países musulmanes, las comunidades cristianas están siendo acosadas, martirizadas y asesinadas, no permitiendo los respectivos gobiernos, construir o reparar Iglesias o practicar sus ritos en las que aun no han sido quemadas o destruidas.

La totalidad de lo aquí expuesto, puede ser verificado y ratificado por quien quiera investigarlo, con el único requisito de querer enterarse de la verdad histórica.

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal