Se radicaliza el Islam

Eduardo Hadjes Navarro

 

Queridos amigos, nuevamente, El Mercurio me da el tema para mi comentario semanal. Este sábado 19 de Abril, publica en A9 una noticia, bajo el título ”Franquicia” terrorista en Irak y Siria dice que Al Qaeda es poco radical y se escinde”

Que el Islam se está radicalizando, a nadie debiera llamarle la atención, ya que lo estamos viendo desde hace muchos años.

En ésta oportunidad, se informa sobre el grupo terrorista Estado Islámico de Irak y Siria (ISIS) el cual encuentra que Al Qaeda no es lo suficientemente radicalizado, como para seguir adheridos a ellos. Se han debilitado o ablandado y ya no estarían actuando con la crueldad (“no es lo suficientemente radical”) que ellos estiman necesaria.

En su intervención en la guerra civil siria, han demostrado hasta la saciedad, su increíble potencial de crueldad, perversión y falta de escrúpulos, poniéndose sin lugar a dudas, a la altura del tirano gobernante, mano a mano.

Cuando el extremismo y fanatismo religioso está de por medio, nada de esto debe sorprendernos. Si a ello, agregamos el permanente doble estándar de Occidente, nada podrá asombrarnos, sobre todo, cuando de por medio está el Islam radical, el cual, aduciendo interpretaciones textuales del Corán, son capaces de llegar a extremos inimaginables, justificándose con estar cumpliendo mandatos divinos, debidamente avalados y alentados por Imanes inescrupulosos, que no dudan en usar todo su poder destructor, tratando de seguir adelante con la yihad (guerra sagrada) contra todos los infieles. Ya hemos visto en forma reiterada que, en primera instancia, “infieles” somos los judíos y cristianos. A continuación, serán los componentes de otras religiones, para finalizar con aquellos musulmanes pertenecientes a otras ramas de la religión, añadidos todos los “complacientes” que dudan que se deba asesinar a todos los que no creen en lo que ellos determinan es la “verdad absoluta”, su verdad.

Los movimientos radicalizados musulmanes, están convencidos que la ley coránica está por encima de la ley civil. Ante esto, les es totalmente legítimo, asesinar con el máximo de crueldad imaginable, a quien ellos estimen oportuno.

Durante muchísimos años, palestinos extremistas musulmanes, han estado asesinando, tanto como les ha sido posible, a ciudadanos israelíes y el mundo civilizado de Occidente, se ha limitado a condenar a Israel, por el delito de defenderse. Ante esta deleznable actitud, ¿Cómo estos mismos personeros, pueden condenar el terrorismo islámico cuando su actuar demencial afecta a sus propios ciudadanos o aliados de Medio Oriente y Norte de África?

¿Se acuerdan ustedes donde nació Al Qaeda y quien adiestró a Osama Bin Laden, le dio dinero y armas y lo transformó en el monstruo que luego estremeció al mundo?

Fue EEUU, luego que Rusia invadiera Afganistán. Sabemos que la sed de sangre del asesino, resultó insaciable y, tuvimos que llegar al increíble atentado a las Torres Gemelas, aquel fatídico 11 de Septiembre, para que Occidente comprendiera la magnitud de la crueldad radicalizada islámica.

Por desgracia, esto no fue suficientemente aleccionador como para que comprendieran que no podían seguir con el doble estándar de respaldar a los terroristas palestinos en sus ataques a Israel, mientras condenaban ataques similares, a sus propios intereses.

No han podido comprender el peligro que están incubando en sus propias naciones, al ir permitiendo que las cada vez más numerosas huestes musulmanas, enclavadas en sus propias naciones, vayan imponiendo sus propias ideas, leyes y costumbres, bajo la cobardía, la tolerancia y el silencio de sus gobernantes.

Así, el antisemitismo que creíamos cosa del pasado, en los países europeos,  va resurgiendo con fuerza arrolladora, principalmente impulsado por estas masas musulmanas, amparados y respaldados por la renaciente extrema derecha, la cual, paradójicamente, está debiendo su rápido incremento, a la oposición que ellos observan ante el actuar de estas comunidades musulmanas. Son enemigos acérrimos, hermanados por un antisemitismo más feroz aun.

Los grupos extremistas, necesitan retro alimentarse de su propio odio, para poder seguir subsistiendo. La ambición de sus dirigentes, hará que siempre encuentren que los líderes a los cuales aspiran a desplazar, se han quedado rezagados, es por esto, que no nos podemos extrañar que en estos momentos, surjan líderes como los de ISIS, que consideren que la crueldad de Al Qaeda, ya no es suficiente.

En estos últimos días, hemos visto como grupos ligados a Al Qaeda, han efectuado asesinatos macabros en distintos lugares del convulsionado Medio Oriente y Norte de África, pero nada de ello, es suficiente.

¿Vemos algunos ejemplos? En  un Centro comercial de Kenia, son asesinados 72 personas. En una instalación de gas natural de Argelia, son masacrados 39 rehenes. En el poblado sirio de Kfar Zeita son usadas armas químicas y Al Assad culpa de ello, al grupo Al Musra, ligado a Al Qaeda.

Para Abu Mohamed al Adnani, portavoz de ISIS, nada de esto es suficiente. Definitivamente, desde que Ayman al Zawahiri está a la cabeza de Al Qaeda, ésta se debilitó, ablandó y ya no representa los verdaderos intereses del extremismo radical islámico.

Se comprenderá que ante esto, Zawahiri no se podrá quedar tranquilo y ya lo estamos viendo en los ejemplos recién entregados. Ahora, tendrá que incrementar tanto como les sea posible, nuevos y más brutales atentados.

Los motivos, aun cuando en nada les importa, siempre tendrán algo a que aferrarse. En ésta oportunidad, podrán aducir que es una venganza por los más de 40 miembros de Al Qaeda que murieron en Yemén, debido a ataques efectuados por drones norteamericanos.

Siempre habrá una aparente causa que justifique su actuar y, cuando no lo haya, simplemente, se tratará de la continuación de su sagrada yihad, tan anunciada por la totalidad de los grupos radicales islámicos, los cuales, sin disimulo alguno, han anunciado que sólo parará, cuando obtengan su objetivo final, cual es, la muerte de todos los infieles y el triunfo islámico a nivel mundial.

Que sorprendente resulta que lo estén anunciando y nuestros grandes dirigentes mundiales, permanecen impávidos. La única excepción sería Benjamín Netanyahu, pero a él, en vez de hacerle caso, sólo lo critican. 

 

 

 

 Comparta este articulo con sus contactos:

 Tweet   

 

Ir a página principal