Sobre la visita de AJC-ACCESS a Chile
Thomas Reich

 

Que penoso me resulta constatar -una y otra vez, reiteradamente- que cuando vienen delegaciones judías desde el extranjero a conocer la vida judía en Chile, invariablemente le muestran las dos o tres "caras lindas" de nuestra Colectividad.

Casi siempre los visitantes son contactados con personeros, jóvenes y/o adultos, que representan el establishment comunitario, el que por lo general está satisfecho y es incapaz de comentar o de mostrar la realidad más dramática de la Comunidad.

De  tal suerte que la delegación se regresa a sus países de origen satisfecha y contenta, alabando el alto nivel de esta judería, "orgullo para todos". Por ejemplo nada se dijo sobre la judeofobia que subyace en la población y eso es bastante insólito. Mi opinión es que nuestra Comunidad es un conglomerado altamente dividido, con rencillas irreductibles entre judíos masortím y ortodoxos, que nadie aborda racionalmente; la Comunidad cuenta con una dirección autocrática y poco democrática (auto-electa) donde determinados clanes familiares imponen sus criterios; Tenemos niveles bajísimos de participación en actividades públicas y  la política nacional; hay una falta de generosidad abismante comparativamente a otros países de igual nivel económico para contribuir al financiamiento de proyectos o instituciones (excepto si se trata de construir edificios de culto) y -lo que es más preocupante, a mi modo de ver-  con muy escasos niveles de educación judaica (o idishkeit) en las nuevas generaciones.

Esto nos llevará a que la generación de recambio en las instituciones sea de una calidad bastante menor a la generación precedente, que era menos pudiente pero más culta. Entiendo que ANAJNU siendo un Portal pluralista publica, bajo la responsabilidad del autor, los artículos que le llegan y no suscribe los conceptos emitidos y está muy bien que así sea. Sin embargo sería muy recomendable que Uds. pudiesen influir mediante la llegada que tienen en casi todos los círculos comunitarios, para que a los extranjeros que vengan en misión oficial se les muestre las dos caras de Chile en relación al judaísmo. Eso es lo que quería comentar a propósito del artículo.

Thomas Reich

 

 
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal