"Israel condena a los asesinos, sus vecinos los glorifican"

Guido Maisuls


 "Israel condena a los asesinos, sus vecinos los glorifican". 

Así el primer ministro, Biniamín Netanyahu opinó de los crímenes perpetrados recientemente en Israel por fundamentalistas fanáticos judíos, entre ellos el apuñalamiento en la Marcha del Orgullo Gay en Jerusalén y el incendio premeditado contra dos viviendas de la aldea palestina de Duma, en el que fue asesinado un bebé y cuatro miembros de su familia resultaron gravemente heridos.

El rabino Benny Lau ha declarado: "un judío no debe matar no sólo a judíos, sino a nadie" y "Todo aquel que se sienta en la mesa de Shabat o en una sinagoga o en un estadio de fútbol y oye alguna vez chistes racistas y homofóbicos y no se levanta ni protesta, es cómplice del derramamiento de sangre. Tenemos que liberar a la Torá de las cadenas impuestas por gente de alma oscura".

"Las llamas del odio están consumiendo a Israel, las llamas del odio se están extendiendo a través de Israel y amenazan con destruirlo". Del presidente de Israel, Reuvén Rivlin.

Estos acontecimientos me retrotraen a aquel 12 de julio de 2006 donde durante 34 días ininterrumpidos, lanzamientos de cohetes de la Hezbollah que en un numero de 4.000 asolaron el norte de Israel y produjeron la muerte de 43 civiles israelíes y heridas graves a 33 y obligando a miles de civiles a cobijarse en refugios o huir hacia el sur.

Los cohetes se dispararon directamente contra las zonas urbanas y muchos de ellos llevaban en su interior miles de rodamientos de metal. A lo largo del conflicto, cientos de miles de civiles israelíes permanecieron en el norte, en el radio de alcance de los cohetes, y muchos de ellos pasaron gran parte del tiempo en refugios subterráneos. Otros (entre 350.000 y medio millón de personas) huyeron de sus casas y tuvieron que buscar refugio en otros lugares.

Todo comenzó el día en el que Hezboláh secuestró a dos soldados israelíes, Uri Goldwasser y Eldad Regev, y asesinó a otros tres que se encontraban realizando maniobras rutinarias en la zona norte de Israel.

El más joven: Eldad Reguev de 26 años. Vivía en Kiriat Motzkin (en el norte de Israel).El segundo era Ohad Goldwaser, de 31 años. Estudiante del Technion (Haifa) y recién casado.
Ninguno de los dos irrumpieron en territorio libanés, estaban patrullando en el límite de Israel con el Líbano, sufrieron el ataque, en el cual hubo varios muertos y ellos dos fueron secuestrados.

Esta lamentable historia concluye dos años después, con el desigual e injusto intercambio de los restos de Eldad Regev y Ehud Goldwasser por el asesino Samir Kuntar que estuvo 29 años en una prisión israelí y otros cuatro prisioneros libaneses produciendo gran alegría y festejos en multitudes del Líbano, Gaza y otros países árabes y profundo dolor y llanto en Israel.

Esa multitud erigió como héroe y modelo a alguien que asesinó a sangre fría a un joven padre de familia frente a su hijita de cuatro años de edad a quien tomó por los tobillos a la niña y la tiró de cabeza contra unas rocas de la playa y luego, para asegurarse, le golpeó el cráneo con la culata de su fusil para que luego, con frialdad y desparpajo, se jactara de sus hazañas, como si hubiera cometido un acto de heroísmo.

Estos terroristas fueron recibidos como héroes posteriormente en el Líbano. El Primer Ministro Fouad Saniora y el presidente Michel Suleiman declararon feriado nacional para homenajear a Kuntar y al resto de los asesinos liberados.
Abu Mazen, el socio para una paz corrupta e hipócrita, felicito a la familia de Kuntar por la liberación y nombró a este asesino Samir Kuntar ''ciudadano de honor palestino''.

Hoy Kuntar ya no está entre los vivos pues acaba de morir en su ley pues medios israelíes han informado de un ataque de las Fuerzas de Defensa de Israel en la parte siria de los Altos del Golán, a resultas del cual habrían muerto cinco personas, tres de las cuales habrían sido identificadas y uno de ellos fue Samir Kuntar.

Aun impera la barbarie y la crueldad en el Medio Oriente pero, ¿de dónde proviene esta barbarie y esa crueldad? La barbarie proviene de la ignorancia, de la estupidez, de la superstición y de la carencia de educación y de valores humanos. La crueldad es una inclinación errónea de la conducta humana que nos induce a derramar la sangre y a despedazar a nuestros semejantes.

Nos relata la Biblia en Deuteronomio 30:15: "Mira, yo he puesto hoy delante de ti la vida y el bien, la muerte y el mal" es decir que se nos ha dado a los seres humanos dos opciones, una de Vida y otra de Muerte y nosotros siempre escogemos la Vida para que vivamos nosotros y nuestra descendencia pues no nacimos para morir sino para Vivir.

Dicen que el terror es el sentimiento del miedo llevado a su máximo extremo y comentan que el terror irrumpe cuando el miedo ya ha superado los dictados del cerebro y la razón huye despavorida a territorios muy remotos. Nosotros sabemos que el terror es utilizado hoy en día como una poderosa arma de dominación, de sojuzgamiento, de alineación y de muerte por los que odian la Vida. El terror esta inexorablemente al servicio de la muerte.

Se equivocan y muy a lo grande, estas fuerzas retrógradas y oscurantistas del terror y la muerte, ya que esta gran debilidad, este apego a la vida, es realmente la gran fortaleza de Israel; esas ganas de vivir que no son un invento artificial y superfluo creado en forma espontánea en su creación como Estado ni es importada de ningún creativo mercado tecnológicamente muy sofisticado y novedoso, simplemente la heredamos de nuestros valores judíos, esos valores ancestrales que permitieron sobrevivir a nuestro pueblo en las condiciones más adversas y extremas, teniendo que optar permanentemente entre la vida y la muerte.

Elegimos siempre la vida, durante los amargos 2000 años de diáspora, expulsados de nuestros hogares, obligados a conversiones forzosas, quemados en la hogueras de la inquisición, masacrados en los caminos de las cruzadas, exterminados en los campos nazis, segregados y discriminados en los guetos de la vieja y culta Europa o de las exóticas mil y una noches musulmanas, vagando por el mundo como los eternos errantes, como los desheredados de la Tierra.

A pesar de todo, el éxito del pueblo judío es rotundo, no sólo se consiguió sobrevivir también se concretó el legendario y mítico sueño de retornar a nuestra tierra ancestral y construir nuestro propio Estado y todo gracias al simple, natural y elemental recurso: El apego a la Vida, el Amor a la Vida.

Estamos viviendo momentos críticos y decisivos, las amenazas se ciernen sobre nosotros, el fundamentalismo islámico aliado a las fuerzas más irracionales, oscuras y primitivas del planeta quieren borrarnos del Medio Oriente y del mundo.

Tenemos muchas debilidades a las cuales debemos sobreponernos pero también poseemos grandes Fortalezas. Nuestra principal Fortaleza fue y seguirá siendo nuestro apego a la vida cotidiana, a los padres, a los hijos, a los amigos, a la tierra, a las instituciones y al futuro.

Nuestra gran Fortaleza es luchar por la vida, amar apasionadamente la vida para que nuestros hermanos, nuestros hijos, nuestras almas y nuestra sangre vivan para siempre.

Se nos ha dado a los seres humanos dos opciones, una de Vida y otra de Muerte y nosotros siempre escogemos la Vida para que vivamos nosotros y nuestra descendencia pues no nacimos para morir sino para Vivir.

''Israel condena a los asesinos; sus vecinos los glorifican'' Del primer ministro, Biniamín Netanyahu

Fuente: Identidades
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal