Un obispo húngaro responde a Bergoglio: “Se equivoca, esto es una invasión islámica”

 
http://aurora-israel.co.il/pic.php?txt=Bernardo%20Alex%20atendido%20por%20su%20herida&src=http://www.aurora-israel.co.il/images/uploaded/image/01-30-09-2015/2895/otras/2bernardo.jpg

Lászlo (Ladislao) Kiss-Rigó, Obispo conciliar de Szeged-Csanád (Hungría)

El mensaje del “Santo Padre” el pasado domingo, en el que aseguraba que los cristianos de todo el mundo tienen el deber moral de ayudar a los refugiados, no ha tardado en encontrar respuesta desde uno de los lugares sometidos a mayor presión migratoria: Hungría. Se trata del obispo László Kiss-Rigó, responsable cristiano de la parte sur del país, y ha subrayado que el Papa está “equivocado”: “No se trata de refugiados, esto es una invasión islamista en toda regla”, ha sostenido Kiss-Rigó, que ha estado presente en la recepción de los recién llegados intentando ayudarles con agua, comida y mantas.

Lászlo (Ladislao) Kiss-Rigó, Obispo conciliar de Szeged-Csanád (Hungría) Vienen aquí y comienzan a gritar Allahu Akbar (Alá es grande), quieren hacerse con el control de la ciudad”, ha sentenciado este obispo, muy molesto con las palabras del “Santo Padre”. Para Kiss-Rigó, “Europa se está viendo inundada de personas que se hacen pasar por refugiados, pero que en realidad son una grave amenaza para el continente cristiano y sus valores tradiciones”.

En declaraciones para el Washington Post, Kiss-Rigó ha desvelado que la mayoría de ellos “se comportan de manera arrogante y cínica”, pues rechazan todo tipo de ayuda y además “siempre tienen dinero”. En este sentido, conviene recordar que los servicios especiales húngaros han logrado detener a dos yihadistas que se escondían entre la multitud, mientras que en Bulgaria el número de terroristas se eleva hasta cinco. De hecho, miembros del Estado Islámico han reconocido que se trata del “momento perfecto” para tomar Europa.

estado islamico

El Estado Islámico usa a los desplazados como señuelo para introducir yihadistas que atacarán a Occidente Entre los planes del autoproclamado califato está atentar contra las principales ciudades europeas, pues creen que un golpe de entidad en ciudades como París, Londres o Berlín serviría para que el resto del mundo islámico se levantara y luchara por aniquilar todo aquello que consideran diferente.

En la misma línea que el obispo Kiss-Rigó se encuentra el discurso del primer ministro húngaro, Viktor Orban, que cree que el flujo de migrantes es un desafío directo al carácter cristiano de Europa y que la pasada semana decidió endurecer las leyes contra todos aquellos que decidan cruzar la frontera.

Fuente: alertadigital/mileschristi.blogspot.com.ar

 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
Ir a página principal