La destrucción de una iglesia bizantina milenaria en Gaza enfurece a los palestinos cristianos

Khaled Abu Toameh

Los cristianos palestinos expresaron el miércoles su enojo por la forma en que la Autoridad Palestina y Hamas han manejado las antiguas ruinas de una iglesia bizantina descubiertas en la ciudad de Gaza la semana pasada.

Dijeron que las excavadoras retiraron las antigüedades y continuaron con su trabajo sin ninguna supervisión. Acusaron a los dos grandes partidos palestinos de tratar de borrar la historia y la identidad cristiana en Tierra Santa.

Los obreros de la construcción encontraron restos de una iglesia de 1.500 años de antigüedad en la Plaza Palestina en la ciudad de Gaza, donde se está construyendo un centro comercial.

“En principio creemos que puede tratarse de una catedral o una iglesia de la época bizantina”, dijo Jamal Abu Rida, titular del Ministerio de Antigüedades de la AP, de acuerdo con Reuters.

A pesar de que el ministerio tiene gran interés en la preservación de los restos, carece de los medios para hacerlo, dijo.

“El sitio del que estamos hablando consta de 2.000 metros cuadrados y 10 metros de profundidad y requiere cientos de trabajadores y millones de dólares llevar a cabo una excavación adecuada para extraer las piezas y leer los textos”, añadió Abu Rida, señalando que su ministerio dispone sólo de 40 trabajadores de excavación.

Los trabajos de construcción se están realizando en un área que está bajo el control de Hamas.

Es por eso que algunas de las críticas también se están dirigiendo contra las autoridades de Hamas en la Franja de Gaza. Fuentes en la Franja dijeron que el encargado de la construcción en la Franja era el Ministerio del Wakf (el custodio islámico).

Algunos cristianos palestinos afirmaron que los obreros de la construcción sacaron los restos de la iglesia que les estorbaban y continuaron trabajando en el sitio.

“Usaron excavadoras para retirar las antigüedades y no se ordenó la congelación de los trabajos de construcción en este importante sitio arqueológico”, dijo el padre Ibrahim Nairouz, sacerdote en la Diócesis Episcopal de Jerusalem que vive en Nablus.

“Si hubieran encontrado los restos de una mezquita o sinagoga o cualquier otra estructura antigua, ¿la habrían tratado de la misma manera?”, preguntó Nairouz. “¿O lo hacen así porque es una antigua iglesia?”

Su crítica fue expresada en una carta que escribió al primer ministro de la AP Rami Hamdallah, y al ministro de Antigüedades y Turismo Rula Maa’yaa.

“Es obvio que la herencia cristiana y los cristianos estamos en la mira en nuestra región”, acusó el sacerdote.

También acusó a la AP de dar nombres islámicos a dos sitios sagrados cristianos y judíos en Nablus – un monasterio y la escalera conocida como Plaza de los Judíos.

Él y otras figuras prominentes cristianas tampoco aprueban el arresto de la AP del arzobispo de la comunidad siria en Tierra Santa, Swerios Malki Murad.

Policías de la AP en Belén detuvieron el pasado fin de semana al clérigo superior cuando regresaba de una celebración de la cultura siríaca en el pueblo cercano de el-Khader. Fue puesto en libertad bajo fianza 24 horas más tarde.

Los fiscales dijeron que la AP detuvo al arzobispo a raíz de una denuncia presentada contra él por una mujer de su propia comunidad. Se negaron a dar detalles sobre la naturaleza de la queja, provocando rumores de que el líder de la iglesia estaba involucrado en un caso de acoso sexual. Una reclamación que él ha negado vehementemente.

Nairouz dijo que ha decidido boicotear una gira oficial de Hamdallah por Belén y Hebrón.

“Su compañía no tiene precio”, escribió él, dirigiéndose al primer ministro de la AP. “Pero con afecto nacional, he decidido no participar en la gira para protestar por la destrucción de los restos de la iglesia en la ciudad de Gaza. Y no he oído ninguna protesta oficial ni pública ni privada contra esta destrucción”.

Muchos cristianos palestinos salieron a las redes sociales para expresar su apoyo a las críticas del sacerdote de la AP.

“Nadie tiene derecho a negar la existencia del otro“, escribió una mujer cristiana de Nablus. “Todos somos hermanos en este país y estamos sufriendo y sintiendo el mismo dolor que nuestros hermanos musulmanes. Nuestra historia está profundamente arraigada en esta tierra y quien piense lo contrario se equivoca. Lo que ocurre es triste”.

Suleiman Fayoumi, otro cristiano de Nablus, comentó: “¿En qué se diferencian los funcionarios del Wakf de Gaza a los de ISIS cuando arrasan antigüedades y un tesoro religioso y cultural?”

Nick Bandak de Belén dijo que era “una vergüenza” y “brutal” eliminar los restos de una iglesia de esta manera.

“¿Intentan cambiar la historia que ha demostrado que Gaza fue una de las antiguas ciudades de los cristianos?”, preguntó.

“La pregunta es… ¿Dónde están los que se preocupan de preservar nuestra herencia cristiana?”, preguntó Sami Khalil. “¿Dónde están los jefes de las iglesias de Jerusalem y el mundo? ¿Dónde están los obispos y arzobispos y qué es lo que los mantiene tan ocupados que no pueden abordar un incidente importante que está contribuyendo a la destrucción de nuestra identidad cristiana en Tierra Santa? ¿Dónde están el Vaticano y la UNESCO?” “Este incidente debe ser publicado para que el mundo sepa la verdad sobre Hamas”, dijo Samir Qumsieh, presidente de la Sociedad Cristianos Unidos de Belén, en un post en Facebook.

Traducción: Silvia Schnessel

Fuente: The Jerusalem Post

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos: