La comunidad musulmana de Niza fuertemente afectada por los atentados de Niza

 

30 de las 84 víctimas del atentado de Niza eran eran bien conocidas por la comunidad musulmana de esta ciudad francesa. La mayoría eran franco-tunecinas. En una mezquita en el este de la ciudad gala han tenido lugar, este martes, los funerales de Olfa Khalfallah y su hijo, Kylan, de 4 años, a quién su padre buscó durante dos días.

“Busqué a mi mujer, estaba tirada en el suelo, no se movía, no hablaba, dormía, me quedé con ella hasta las 10 de la mañana. Después, como un loco me puse a buscar a mi hijo de un hospital a otro, llamé a todos sitios, a París, a Marsella, era como si hijo hubiera dejado de existir. Le pregunté a una mujer que vio como los bomberos se llevaban a mi hijo si estaba vivo o muerto. Quise saber. Ahora sé que está con Dios,” relata Tamar Mejri.

“Un niño de cuatro años ha muerto, era la primera vez que entraba en una mezquita y lo ha hecho en un féretro. Por favor, pido que la gente deje de hablar, todos estamos de luto, todos sufrimos, acabemos esos discursos que siembran el odio, la discordia”, asegura el imán de la mezquita, Abdelkader Sadouni.

Ciudadanos y turistas siguen rindiendo homenaje a las víctimas en el Paseo de los Ingleses que ha sido de nuevo reabierto al tráfico.

El gobierno ha pedido al Parlamento una extensión de tres meses del estado de emergencia. Sería la cuarta vez que se prorroga este estado de excepción y que, según las autoridades, ha permitido arrestar a 44 personas desde mayo por delitos de terrorismo.

El lunes, la brigada anticriminal (BAC) arrestó a un conductor de camionetas de reparto fichado por radicalización. En su domicilio de Sucy-en-Brie, en Val-de-Marne cerca de París, fueron hallados detonadores, explosivos y documentos de identidad robados.

Fuente: es.euronews
Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
   
Home