Judíos, católicos y musulmanes, unidos contra el terrorismo

 

Personas de todas las religiones se congregaron este domingo en numerosas iglesias de Francia para homenajear al sacerdote Jacques Hadel, quien fue asesinado por dos terroristas del Estado Islámico el pasado martes.

La ceremonia más masiva fue la eucaristía celebrada en la Catedral de Ruán, ubicada a unos 100 kilómetros al norte de París, diócesis a la que pertenecía la Iglesia del Padre Hamel. Varios militares vigilaron la entrada del templo, donde se congregaron unos dos mil católicos y decenas de musulmanes y judíos. “Amor hacia todos, odio hacia nadie”, rezaba un cartel colgado por una asociación musulmana dentro de la catedral.

En Burdeos, en el suroeste, 400 personas de distintas confesiones participaron en una oración conjunta en la iglesia de Notre Dame, y en una Niza aún enlutada por el atentado del 14 de julio que costó la vida a 84 personas, numerosos musulmanes asistieron a una misa en la iglesia de Saint-Pierre-de-l’Ariane, a la que también acudió otro imán, Otman Aissaoui.

El sábado se celebraron funerales interreligiosos en varias ciudades del país. En la otra iglesia de Saint-Etienne-du-Rouvray, frente a un retrato del difunto rodeado de ramos de flores, fieles católicos y musulmanes escucharon con atención las palabras del padre Auguste Moanda, quien recordó que “la fraternidad existe entre las dos religiones”.

Fuente: Diariojudío.mx
Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
   
Home