El auge de la «cristianofobia» en Europa

Esther S. Sieteiglesia

Los ataques contra cristianos son por desgracia típicos en países como Corea del Norte, Irak, Eritrea, Afganistán, Siria y Pakistán. En Europa, la integración y la coexistencia entre religiones aún no resulta ser del todo perfecta, sobre todo cuando desde los extremos se fomentan los crímenes de odio. Movimientos de extrema derecha han vuelto a las andadas en Alemania y por ejemplo, en Reino Unido, han aumentado un 57% los delitos de odio desde que se anunció su salida de la UE el 23 de junio. Pero también desde el islamismo más radical se ha llamado a, literalmente, «matar infieles». Este verano, en Occidente, se han sufrido una decena de ataques con más de 170 muertos. «Éste es un momento muy difícil. Creo que estamos en frente de dos visiones maniqueístas del mundo y ambos señalan: «O bien eres bueno y estás conmigo o bien estás equivocado y tienes que ser asesinado. El terrorismo islamista es uno de los más graves problemas», explica Valentina Colombo, investigadora del European Foundation Democracy.

En el panfleto terrorista del Estado Islámico, la revista «Dabiq», se han dedicado numerosos artículos a la lucha contra el catolicismo. Desde octubre de 2014 han amenazado con que no van a parar «hasta que la bandera del Estado Islámico ondee sobre Roma» y llaman a todos sus seguidores a atentar con arma blanca contra lugares de culto ya sean iglesias o sinagogas. El martes pasado, dos jóvenes franceses degollaron al padre Jacques Hamel, en la iglesia de Saint-Étienne, en Normandía.Y es que el portavoz del grupo yihadista, Mohamad al Adnani, ha alentado a dichos ataques pues: «Conquistaremos vuestra Roma, romperemos vuestras cruces, esclavizaremos a vuestras mujeres, con el permiso de Alá el eminente».

- Abril de 2015.

Sid Ahmed Ghlam, de 24 años, tenía orden directa del Estado Islámico de atentar contra dos iglesias en Francia: en Villejuif y contra la Basílica del Sacre Coeur en París. Mató a una mujer en abril y después se disparó sin querer en el pie y fue detenido.

- 26 de julio de 2016.

Dos franceses de 19 años que se habían conocido en un chat yihadista, irrumpieron en la iglesia de Saint-Étienne-du Rouvray y degollaron y apuñalaron a un cura y a un feligrés. El padre Hamel, de 86 años, murió en el acto. El otro anciano está ya fuera de peligro.

Fuente: La razón.es

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
   
Home