Previo a la Navidad, judíos y musulmanes realizaron una campaña solidaria en conjunto

 

En vísperas de uno de los días más sagrados para la religión cristiana, jóvenes musulmanes y judíos decidieron derribar prejuicios y sumar esfuerzos para donar alimentos, ropa y material a la Parroquia “Madre de Dios”, ubicada en Lugano, para luego ser entregado a personas de bajos recursos.

“Cuando el mundo muestra grietas de entendimiento y coexistencia cada vez más grandes y más tristes, con esta acción solidaria demostramos que judíos y musulmanes argentinos tenemos convivencia para exportar”, expresó el joven Ezequiel Kieczkier del Congreso Judío Latinoamericano, uno de los organizadores de esta iniciativa que consiguió donar aceite, fideos y pan dulce, además de libros, ropa y juguetes.

Por su parte, Zacarias Abuchanab, musulmán y quien también formó parte de la campaña solidaria, comentó que “la acción de hoy es eminentemente disruptiva. No sólo rompe con la idea de conflicto entre musulmanes y judíos, sino que demuestra que además de no haber problema, hay unión solidaria entre ambas comunidades por el prójimo”.

La mayoría de los jóvenes que organizaron la campaña solidaria no son desconocidos unos de otros; por el contrario, desde hace varios meses que vienen generando actividades informales para conocerse. En este sentido, Claudio Epelman, Director Ejecutivo del Congreso Judío Latinoamericano y uno de los impulsores de estos espacios, celebró que “actividades de estas características puedan darse en nuestro país”.

“Esta acción nos enorgullece en dos sentidos. Por un lado, el hecho de que los jóvenes demuestren que tienen sensibilidad social y no sólo se preocupan por los más vulnerables sino que hacen algo al respecto. Por otro lado, y como un hecho poco frecuente en el mundo, surge una generación que busca olvidarse de los conflictos históricos y relacionarse con el otro. Trabajar en conjunto, hacerse amigos”, afirmó Epelman.

Las donaciones fueron entregadas en la Parroquia “Madre de Dios” a cargo del Padre Sebastián Risso, para luego ser llevadas por todo el grupo a los habitantes de la Villa Arroyo Cildañez.

La iniciativa fue promovida por jóvenes del Congreso Judío Latinoamericano y de la comunidad islámica.

Fuente: Visavis

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
   
Home