El Movimiento Conservador propone aceptar no judíos
como miembros de la sinagoga

Ben Sales

Las congregaciones votarán en marzo medidas destinadas a abordar la cuestión del creciente número de familias interreligiosas

– Respondiendo a un creciente número de familias interreligiosas, las sinagogas conservadoras votarán una medida que permitiría a las congregaciones admitir a los no judíos como miembros.

Actualmente, la Sinagoga Unida de los Estándares del Judaísmo Conservador para la Práctica Congregacional (USCJ, por sus siglas en inglés) restringe la membresía de la sinagoga a los judíos. Pero el nuevo texto, que las congregaciones votarán en marzo, permitiría a las congregaciones individuales decidir si otorgan la membresía a no judíos.
“La USCJ apoya a todos los afiliados a la kehilá en el desarrollo de sus propios criterios de pertenencia”, dice el lenguaje propuesto, usando una palabra hebrea para “congregación”.

La propuesta de resolución surgió de una comisión creada en marzo para explorar formas de involucrar a parejas mixtas.

La descripción oficial del nuevo estatuto dice: “Celebramos la diversidad entre y dentro de nuestras kehilot y alentamos el compromiso de todos aquellos que buscan un hogar espiritual y comunitario en un ambiente judío auténtico y dinámico. Pedimos a todas nuestras kehilot que abran sus puertas a todos los que quieran entrar”.

El rabino Steven Wernick, CEO de United Synagogue, dijo a la JTA el viernes que los estándares actuales no tienen sentido en un mundo donde muchas parejas mixtas son participantes activos en las congregaciones conservadoras. El nuevo estatuto, dijo, está destinado a separar entre la cuestión comunal de la pertenencia a la sinagoga y la cuestión jurídica judía de quién es judío.

Esto no cambia la definición conservadora de quién cuenta como judío, dijo. Ese asunto sigue siendo competencia de las autoridades del movimiento judío, incluido el Comité de la Asamblea Rabínica sobre Ley y Normas Judías. En la actualidad, el movimiento conservador considera sólo a alguien que nació de madre judía o se ha convertido al judaísmo.

“El lenguaje de ‘sólo los judíos pueden ser miembros de una sinagoga’ hace que parezca que un no judío conectado no es miembro de esa comunidad”, dijo Wernick. “Con esto intentamos distinguir entre la comunidad y el pacto”.

El proyecto de ley es la última manera en que el movimiento conservador, que se esfuerza por permanecer leal a la ley judía, mientras abraza el cambio, está lidiando con el aumento de las tasas de matrimonios mixtos entre los judíos estadounidenses. El movimiento más liberal de la reforma acepta a los matrimonios mixtos en sus congregaciones, mientras que el movimiento ortodoxo, citando la ley judía, no lo hace.

El movimiento conservador prohíbe que sus rabinos casen o asistan a las bodas de parejas interreligiosas, aunque algunas de sus sinagogas celebran matrimonios mixtos antes de que ocurran y reciben a las parejas después. En los últimos años, varios rabinos conservadores han protestado contra la prohibición del matrimonio mixto.

“Lo entiendo y soy muy sensible y respetuoso con la ansiedad sobre el efecto dominó”, dijo Wernick. “Vivimos en un momento en que los paradigmas están cambiando, por lo que la ansiedad es muy real, y las preguntas que surgen de estos cambios de paradigma son también muy reales. Nuestro trabajo es enmarcar las preguntas y ayudar a nuestra red a navegar por este momento de la historia”.

Wernick dijo que muchos no judíos ya son miembros de facto de las sinagogas conservadoras porque sus familias han pagado cuotas por miembros de la familia. Desechó la idea de que este cambio abriera la puerta a presidentes no judíos de las congregaciones, ya que no tendría sentido que un no judío quiera dirigir una sinagoga. Pero no hay planes, a partir de ahora, de aprobar un estatuto que restrinja formalmente las posiciones de liderazgo de la sinagoga a los judíos.

“Es una premisa falsa de que los no judíos están haciendo fila para tomar papeles importantes dentro de nuestra sinagoga y que los líderes de las sinagogas están ansiosos de que los no judíos asuman papeles de liderazgo”, dijo.

El cambio ha sido respaldado por las principales instituciones conservadoras de los Estados Unidos, incluyendo la Asamblea Rabínica, el Seminario Teológico Judío (JTS) y la Escuela Ziegler de Estudios Rabínicos.

“Nuestras comunidades pueden y deben crecer más fuertes, y la diversidad entre y dentro de ellas ayudará a hacerlas así”, escribió el canciller del JTS Arnie Eisen en una carta de respaldo de diciembre. “Nuestro cumplimiento del antiguo pacto que vincula a los judíos unos con otros, con el mundo y con Dios, debe ser fiel a lo que nos distingue, y atrevido para llevar nuestra tradición a atravesar circunstancias alteradas”.

Traducción: Silvia Schnessel 

Fuente: The Times of Israel/enlacejudio

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
   
Home