Diputado Ramón Farías:
“Tenemos un grupo palestino muy fundamentalista que ha hecho estallar conflictos”

Tenemos un grupo político palestino muy fundamentalista, que ha venido haciendo encender, de alguna manera, las relaciones entre unos y otros, y ello ha hecho que estallase un par de conflictos que las personas comunes y corrientes no quieren porque históricamente han vivido juntos, sin mayores complicaciones” con los judíos, aseguró Ramón Farías, presidente del Comité Interparlamentario Chileno-Israelí, a la Agencia AJN.

– ¿Cómo califica las relaciones diplomáticas entre Israel y Chile?

– Normales… No son de enemistad, ni mucho menos. Van un poquito más allá de las formales…

– ¿Cómo definiría la integración entre la comunidad judía y la sociedad en general?

– Total. Está absolutamente inserta. Los judíos trabajan y ejercen plenamente sin mayor discriminación, así como tenemos integrado un grupo de palestinos, de los más grandes del mundo.

– ¿Cómo describiría las tensiones entre la población palestina y la comunidad judía?

– Diría que es entre algunos actores políticos, más que en la sociedad civil. Tenemos un grupo político palestino muy fundamentalista, que ha venido haciendo encender, de alguna manera, las relaciones entre unos y otros, y ello ha hecho que estallase un par de conflictos que las personas comunes y corrientes no quieren porque históricamente han vivido juntos, sin mayores complicaciones. Estos políticos un poco más extremos han intentado sembrar una división entre unos y otros.

– ¿Esto ha empeorado en los últimos años?

– Efectivamente, se ha ido exacerbando y aumentando. Cuando entré al Parlamento, hace diez años, no existía esta división política tan brutal y compleja.

– ¿Qué tareas realiza el Comité Parlamentario Chileno-Israelí al respecto?

– Siempre hemos dicho que no queremos importar el conflicto israelo-palestino. Creemos que es un tema que tienen que solucionar allá. Los judíos y los palestinos que están acá son chilenos y, por lo tanto, tenemos que solucionar dentro de nuestro país los problemas que tenemos como sociedad.

Nosotros mandamos mensajes de paz y no agresión. Cuando hay un acto que condenar, sea del lado que sea, lo hacemos. Si ha ocurrido algo con palestinos y no nos parece, lo hemos dicho. También hemos defendido con fuerza a los israelíes cuando se produjeron hechos allá. Pero en general, creo que tenemos que centrarnos en traer desde Israel toda aquella buena tecnología y personas que nos puedan aportar, que son muchas, a fin de mejorar nuestra sociedad.

– Si se tiene en cuenta que la comunidad judía de Chile tiene una convivencia interconfesional,¿qué medidas se deberían tomar para evitar las tensiones?

– Primero que nada, tenemos que sentirnos chilenos más que nada, y desde ahí debemos pegar la mirada hacia el conflicto que está ocurriendo en Medio Oriente y hacer todo lo posible para que llegue la paz. Siempre hemos dicho que tiene que haber dos Estados en paz y tranquilidad, y hay que trabajar para eso, pero los problemas se solucionan allá. Desde acá absolutamente nada lograremos. Es allá donde se toman las decisiones, y de acuerdo a las acciones de cada uno se logra más paz o beligerancia.

– ¿Cómo repercute en América Latina el fuerte activismo que tiene la población palestina en Chile? Por ejemplo, con el movimiento de Boicot, Desinversión y Sanciones.

– No tengo muy en claro cuál es la repercusión del BDS a nivel de Latinoamérica. Sí puedo decir que en Chile se intentó [organizarlo] y en un momento fue fuerte, pero fue neutralizado. Esto no significa que no exista o que los palestinos y la gente que está con ese tema no estén intentando, mediante distintas acciones, evitar que algún ciudadano de Israel contratado venga y nos entregue tecnología o productos. Lo hemos visto, pero por lo que he observado y escuchado esto ha ido perdiendo fuerza en el último tiempo debido a que todas las acciones que intentaron tomar no funcionaron como esperaban. Ahora, creo que es una muy mala propaganda para el pueblo palestino el hecho que se intente boicotear a científicos, agentes culturales, personas que vienen a mostrar o entregar tecnología de punta en cualquier lugar del mundo. Siento que no eligieron una buena herramienta para intentar boicotear el trabajo que hace Israel hacia el mundo.

Fuente: AJN

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home