Podrá sobrevivir el Pueblo judío? El catalejo y una reflexión

Dr. Natalio Daitch, Buenos Aires-Argentina

 "Y él (Moisés) miró, y vio que la zarza ardía en fuego, y la zarza no se  consumía". Exódo 3,2.
                                                                                           

Catalejo y definición.
Segun wikipedia encontramos que el Catalejo se define como un instrumento óptico monocular, para poder ver de cerca objetos lejanos. Y es entonces la idea, poder acercar y amplificar los objetos y los sucesos o las situaciones, los hechos y las personas. Sin intención de ser novedosos, pero a sabiendas que en esta vida se hace necesario insistir y tallar profundo en ciertos tópicos, ciertamente conocidos y reconocidos pero y en general de difícil corrección y con una tendencia natural a la procastinación, es decir, a demorar o postergar su abordaje y tratamiento.

Demografía judía, asimilación y desunión.
Con ayuda del diccionario la palabra demografía proviene del griego, de los vocablos demos (pueblo) y grafía (acción de escribir), y si bien la entendemos como el estudio y el comportamiento de determinadas poblaciones humanas, el estudio estadístico de la vida del hombre, se sostiene en el análisis de factores tales como los índices de natalidad. nupcialidad, fecundidad, mortalidad, migraciones y tasa de crecimiento en determinados lugares y períodos.

Como descendiente de judíos Ashkenazíes o europeos, el holocausto o Shoá ha tallado profundamente en la historia del pueblo judío, y si bien por un lado algunos piensan dio paso al posterior establecimiento del Estado de Israel, debemos resaltar que el pueblo judío perdió un tercio de su población entre 1939-1945.Es decir, el villano de Hitler alcanzo a liquidar o hacer desaparecer 1 de cada 3 judíos que vivían en ese tiempo.

Obvio que también los judíos sefaradíes se vieron afectados, puede en cierto sentido y gracias a D'os en menor magnitud. De todas formas, soy de los que piensa que esa matanza y última merma entre los hebreos no solo debería considerarse en la cantidad, sino y también en la calidad  y características de las poblaciones judías afectadas(si bien toda vida humana es preciosa, debemos tomar en consideración la aniquilación de la casi totalidad de la población judía Yiddish parlante, el nivel cultural, la religiosidad, el grado de identificación con el judaísmo, y la cantidad de profesionales, intelectuales, y todos aquellos poseedores de toda clase de oficios, etc)
que constituye lo que hoy denominamos "el recurso humano" o "el capital humano". Todo esto evaporado y perdido en menos de una década.

La otra cabeza de la bestia es la asimilación, y hay muchos artículos que anclan en este punto, con títulos de Judaísmo sin judíos, o judíos sin judaísmo, o desaparecidos como judíos. Y hay estadísticas, o números que hablan que la población judía en la Argentina desde la década del 40 hasta la fecha se redujo a la mitad(de 400.000 a 200.000).Igual situación se da en los Estados Unidos donde el secularismo y las corrientes reformistas y conservadoras ha hecho estragos, o el alerta hace dos o tres años del CER(Centro Rabínico de Europa) en una conferencia en el año 2014 en Budapest(Hungría) donde se trató el tema, dando la voz de alarma de una asimilación de los judíos de Europa de hasta un 85%, generando una aniquilación en las filas del pueblo judío inclusive superior a la del propio holocausto nazi.

El último punto de este bloque, y a modo de la" frutilla del postre", donde tanto en Israel como en las comunidades de las diásporas el factor de desunión termina por complicar aún más el sombrío panorama, dado ciertos rasgos de testarudez, rebeldía, un carácter contestatario y cimarrón, que anida en todos nosotros, aún aquellos que permanecemos ligados a nuestras comunidades y religión. Y es generador de entuertos y reyertas, aun siendo pocos o como decimos en criollo "tres gatos locos", o eso de 2 judíos y 3 ideas.

Escepticismo y esperanza. La reflexión final.
Aquellos judíos que damos cabida a la angustia por la suerte de nuestro milenario y perseguido pueblo, nadamos entre el recelo, la incredulidad o la falta de confianza en el futuro, y por el otro lado abrevamos de la sagrada fuente judía de la Torá y de la promesa divina, que a pesar que somos pocos, esparcidos y perseguidos entre las naciones, nuestra eternidad se encuentra asegurada y grabada a fuego por el decreto divino que sin el judío el mundo no tendría sentido en su existencia.

Por otro lado, aun con sus imperfecciones, la Creación del Estado de Israel y el retorno de los judíos a Sión, es la confirmación del cumplimiento de la palabra divina, para muchos un milagro presente y palpable día a día, que espera el momento en que D'os decida concluir la obra y completar la copa de la salvación nacional judía y puede que también la de todo el orbe con la venida del Mashíaj o Mesías, hijo de David trayendo una salvación completa y definitiva al final de los tiempos.

Es decir, sin desatender la estadística y los números, que evidentemente nunca nos han favorecido, el judío vive de la Fe, de la convicción de que pese a todo va a lograr sobrevivir y persistir en el tiempo como sujeto y como grupo humano.

Y de esto somos testigos en este barrio de once en Buenos Aires, donde podemos aseverar eso de "pinta tu aldea y pintarás el mundo", donde una hermosa corriente de Teshuva, acercamiento hacia las fuentes judías o retorno de los alejados, ha producido un milagro que a muchos se les escapa. Un cierto renacer de la vida judía en la Argentina, en ciertos lugares, un repoblamiento de las sinagogas vacías, y la aparición de muchos y nuevos niños educados con kipá(solideo) y tzitzit o los flecos del talit que nos recuerdan los mandamientos de D'os. Y si fue posible en tierras criollas no cabe duda que también es posible en otras latitudes. Y estos nuevos retoños o brotes o tallos, nos indican que el judío va siempre contra la corriente y contra toda lógica.
Para concluir, siempre pienso que los judíos nunca podemos darnos el lujo de caer en la tristeza o en la depresión o la desesperanza, ya que somos como la zarza ardiente que siempre arde pero nunca se consume ni se apaga.

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home