Un nuevo fracaso de la política exterior de Obama

David Mandel

Shakespeare, en Julio Cesar, pone en boca de Marco Antonio las siguientes frases: "El mal que hacen los hombres les sobrevive. El bien queda frecuentemente enterrado con sus huesos". El ex presidente Obama es un clásico ejemplo. Sus erradas políticas exteriores han sobrevivido a su periodo presidencial y siguen dando frutos amargos.

Obama, en su política exterior, se caracterizó por ser pasivo, inefectivo y contraproducente, y, en más de una ocasión, demostró un apaciguamiento similar al de Chamberlain en la infame Conferencia de Munich del año 1938.

En agosto del año 2012 Obama expresó una clara amenaza, "una línea roja", al Presidente Bashar al-Assad de Siria: si el líder sirio usaba armamento químico en la guerra civil siria habría serias consecuencias. Un año y un mes después, el 24 de setiembre del 2013, un ataque con gas mató a más de 1,400 civiles sirios. Obama entró en pánico. No tenía (tal vez nunca tuvo) la menor intención de tomar medidas contra el presidente sirio. No sabía que hacer. Por suerte para él Rusia propuso que Siria voluntariamente entregue sus armas químicas. Obama dio un suspiro de alivio, aceptó la propuesta (con lo cual dio entrada a Rusia para participar en el conflicto sirio), y se felicitó a si mismo por haber encontrado una solución pacifica al problema de armas químicas.

Y ahora, como dicen en el lenguaje del cine, un fast forward al 4 de abril del 2017. Un ataque con gas mortífero a civiles sirios mató a 150 personas y afectó a otros cientos, incluyendo decenas de niños.

¿Si Obama se había felicitado por haber destruido las armas químicas de al-Assad, de donde provino el gas mortal? La única conclusión posible es que al-Assad deliberadamente mintió a Obama y Obama deliberadamente creyó en esa mentira.

Otro de los "éxitos" de la política exterior de Obama fue el acuerdo con Irán en el cual los fanáticos ayatolas prometieron que no se armarían de bombas nucleares. Como decía un tío mío, cínico de nacimiento: Con esa promesa más un dólar, sólo tienes un dólar.

 No quiero ser profeta de mal agüero, pero mucho me temo que dentro de algunos años, los titulares en los periódicos dirán "Irán declara tener la bomba atómica".

Nota. Me es difícil imaginar que se produzcan manifestaciones de protesta en las grandes capitales europeas contra la masacre en Siria. Más fácil me es imaginar lo siguiente:

Altavoces:        Vengan con nosotros a protestar frente a la embajada.
Transeúnte:      ¿Dónde queda la embajada de Siria?
Manifestante:    ¿Quién habla de la embajada de Siria? ¡Estamos yendo a la embajada de Israel para exigir que retornen las Alturas del Golán a Siria!

Fuente: Mienfoque

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home