¡¡¡Nuevamente la Unesco avergüenza al mundo!!!

David ben Jaim

Queridos amigos, nuevamente, la UNASCO(1) avergüenza al mundo supuestamente racional, con sus aberrantes resoluciones.

Justo el día en que el Estado de Israel cumplía 69 años desde su renacer, la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura, UNESCO, rebautizada UNASCO, resolvió por 22 votos-países a favor, 10 en contra y 23 abstenciones, que Jerusalén, la Capital eterna de Israel, está totalmente desvinculada del pueblo judío, su historia y su tradición.

¿Cómo se puede concebir que el organismo internacional responsable de resguardar la educación, la ciencia y la cultura, pueda “resolver” algo tan descabellado, ajeno absolutamente a la historia y la racionalidad, un acuerdo tan descabellado e inmoral?

Es verdad que en esta oportunidad, los resultados de la votación no fueron tan monstruosos en contra de Israel como en oportunidades anteriores, pero, igual nos cabe asombrarnos (aun cuando la verdad sea dicha, en lo personal ya nada me sorprende de la UNASCO, la ONU y la totalidad de los organismos internacionales) como sólo 10 países rechazan algo tan elemental como es el saber que, sin lugar a dudas, Jerusalén ha sido, es y será algo tan incorporado a la vida del pueblo judío, como son la sangre a la vida, el cuerpo al individuo o el sol y la luna a la tierra.

“Sólo” 22 países votaron a favor de este trastorno mental, incluido Suecia, el único voto europeo, lo que es una baja ostensible si lo comparamos con acuerdo anteriores que llegaron a un máximo de 35 países respaldando absurdos de esta magnitud, pero me pregunto si los 23 países que se abstuvieron, sus gobernantes y delegados no sabían que con su abstención, están señalando que desconocen la historia de la humanidad, al “dudar” el vínculo judío con Jerusalén, ya que ello lleva de inmediato, a desconocer la historia y creencias del cristianismo, que nos relata acertadamente, que Jesús nació, vivió y murió en el Reino de Judá y la ciudad de Jerusalén, lo que significa que, por ir en contra de Israel, van en contra de sus propias creencias, ya que muchos de ellos, si no la totalidad, tienen gobiernos conformados por individuos adscritos a religiones cristianas, con lo cual, cometen dos aberraciones inexcusables: dudar de sus propias creencias y negar la historia.

Ahora que ya terminó su mandato, Ban Ki Moon, ex Secretario de la ONU, ha formulado críticas a resoluciones como la hoy comentada. ¿Por qué entonces, mientras estuvo en el cargo, las respaldó? Igualmente, Irina Bokova, actual Directora de la UNASCO ha formulado reparos a tales resoluciones, pero, o no ha sabido o no ha querido interferir en ellas, por razones que ella debería explicar.

Estamos viendo como cada día, Europa está más expuesta al terrorismo yihadista islámico. ¿Cómo sus gobiernos aun no logran comprender que en la medida que le sigan el juego a los países de donde provienen estos terroristas, no tendrán autoridad moral para combatir a los autores de tan sangrientos atentados, que bañan sus tierras con sangre de ciudadanos inocentes, cuyo único pecado es no haber nacido en territorios musulmanes, con la religión y la tendencia de éstos terroristas?

Por favor que nadie se engañe, ya que si continúan con su actual política, Eurabia será muy pronto una triste realidad y, cuando la UNASCO  proclame que Francia, Suecia, Bélgica y la totalidad de los países europeos, han sido desde siempre tierras desvinculadas a sus verdaderas raíces, y que son de origen musulmán, no podrán recurrir a la historia para demostrar su falsedad. Ellos, hoy, al amparar esta desfiguración histórica, están cavando su propia tumba y, llegado el momento, será tarde para echar marcha atrás. Su carencia de moral y raciocinio de hoy, será su tumba mañana.

No hace mucho,5 o 6 años atrás, cuando anuncié que Occidente estaba esperando que el terrorismo llegara a sus tierras, sería tarde para contenerlo, fui tildado por muchos, de alarmista, exagerado y/o extremista. Hoy, la realidad diaria me da la razón. Qué lástima que se esté esperando nuevamente que el hoy, sea lo aquí anunciado, para que yo tenga la amarga sensación de no haberme equivocado.

  1. El cambio de nombre: UNASCO en vez de UNESCO, debo reconocer que no es de mi autoría. El año pasado, al publicar otro comentario mío sobre las tropelías de UNESCO, un lector de Enlace Judío, publicado en México, envió uno de los 29 comentarios a mi aporte, en que cambiaba de nombre a tan indigna organización, rebautizándola UNASCO.

Por el tenor de lo expuesto en este como en el resto de los comentarios mencionados, me lleva a pensar que la mayoría de ellos, eran evangélicos. La totalidad respaldaba mi opinión, vertida en dicho comentario.

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home