Acción-reacción - Bejukotai

Sic. Gabriel Sirota

¿Por qué D-os, el paradigma del Bien, creó un sistema de acción-reacción espiritual, de recompensa y castigo? ¿No suena un poco infantil para un D-os Todopoderoso e Infinito?

Sin embargo cuando pensamos en nuestro Estado de Derecho, defendemos a toda costa la aplicación de la ley civil, derechos y obligaciones, recompensas y castigos. Cuando alguien cruza con luz roja, cuando hay robos o asesinatos, cuando hay que votar, nos cernimos estrictos a las leyes y reclamamos que todo sea justo.

¿Por qué entonces subestimamos el mismo sistema, pero en el plano espiritual? Muchos responden que es absurdo seguir un libro antiguo de 3000 años ¿Pero acaso ese libro no es la base del Derecho actual junto con el Derecho romano de miles de años?

Las leyes espirituales son tan válidas desde entonces hasta hoy en día. D-os desea enseñarnos que toda acción tiene una reacción, positiva o negativa. Como un padre premia o castiga a su hijo para enseñarle y hacerle un bien en ese momento o a futuro, así D-os actúa con nosotros.

Somos responsables. Y esa palabra, que tan bien conocemos, difícilmente la comprendemos. Porque la queja es constante. Siempre estamos criticando. ¿No habrá algo de responsabilidad nuestra en lo que nos irrita?

Cuando tenemos “recompensas”, las damos por sentado y no apreciamos. Pero cuando hay “castigo”, nos quejamos activamente a más no poder.

Las leyes existen por una razón. Sean civiles o sean espirituales. Y siempre son para nuestro bienestar y nuestra seguridad.  

Por tanto es tan vigente hace 3000 años como hoy en día: comprender que gran parte de lo que nos sucede es NUESTRA responsabilidad. Sea para AGRADECER por lo positivo, o para intentar CAMBIAR lo negativo.

Shabat Shalom!!

 

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home