Dagmar Lieblová o sobrevivir al Holocausto por un error

Sobrevivió al Holocausto por un error de transcripción de su fecha de nacimiento en Auschwitz. Esta semana Dagmar Lieblová cumple 88 años y los celebrará rodeada de jóvenes en Madrid, donde presentará la edición española de sus memorias.

En una entrevista, la filóloga checa se muestra preocupada de que 72 años tras el nazismo esté volviendo la intolerancia y la xenofobia a Europa, aunque elogia el “sentido común” de los franceses en las recientes elecciones presidenciales.

“No sé por qué (hay racismo), pero sucede”, señala Lieblová al mencionar partidos como el Frente Nacional (Francia), el Partido por la Libertad (Holanda) o el movimiento xenófobo Pegida (Alemania).

“Para algunos jóvenes (el racismo) es como decir que son algo mejor. Es atractivo creer ser mejor que los demás, y eso es lo que consiguió Hitler al hablar de una raza superior”, recuerda.

En todo caso, la germanista destaca que con la reciente llegada de Emmanuel Macron a la presidencia en Francia, ha vencido “el sentido común”.

“Por suerte, hay gente que tiene sentido común, y en Francia Marine Le Pen (la líder del Frente Nacional) no ganó. La apoyó un tercio del electorado, pero la mayoría no la votó”, señala.

Tras el retorno a la democracia en la entonces Checoslovaquia en 1989, Lieblová fundó la “Iniciativa Terezín”, con el objetivo de ocuparse de los sobrevivientes checos del Holocausto.

La iniciativa, que lleva el nombre del antiguo campo de concentración nazi a 70 kilómetros al norte de Praga, trata además de inculcar los valores de la igualdad entre los jóvenes.

“Nosotros, los sobrevivientes, intentamos mover a la juventud, y aunque suene demasiado optimista, si les hablamos de lo que nos pasó y les alertamos, podemos evitar que caigan en esas tendencias e ideologías”, explica Lieblová.

Agrega que el secreto contra el racismo está en educar a la gente desde muy pequeña. “Todos somos personas, seamos amarillos, blancos, con lunares, siempre somos personas”, dice.

Lieblová cumple este viernes 88 años y su fiesta de cumpleaños tendrá un guión muy particular, ya que estará rodeada de jóvenes españoles en el Teatro Real de Madrid, donde presentará sus memorias y contará cómo salió viva de Auschwitz.

Antes de partir e iniciar una gira por varias ciudades españoles como Huesca, Toledo y Segovia, Lieblová explica el trasfondo del título de su libro de memorias “Estoy aquí por un error”, que acaba de salir a la venta en España en la editorial Huso.

Y es que Lieblová se salvó por un error de transcripción, en vez de poner 1929 como año de nacimiento, el guardián de turno en Auschwitz puso 1925 en su ficha.

Esos cuatro años de diferencia fueron suficientes para que la joven, entonces de 15 años, pudiera entrar en la categoría de las mujeres de 16 a 40 años.

Ese era el requisito en ese campo de exterminio, donde fueron asesinados más de un millón de judíos europeos, para que una mujer fuera seleccionada para trabajos forzados en Alemania y no fuera enviada directamente a las cámaras de gas.

“Mi madre tenía 43 años y mi hermana era más pequeña que yo. Ellas no fueron seleccionadas para salir (del campo). Yo me tenía que haber quedado con ellas, pero fui seleccionada gracias al error de alguien”, recuerda Lieblová con un suspiro.

Sin embargo, con una cálida sonrisa, reconoce en referencia a 1925, que hasta hoy siente predilección por el número 5: “Amo el 5”.EFE

Fuente: Aurora

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home