Espió a los nazis para los aliados. La mujer judía de 97 años relata su historia

Stephen Magagnini

Marthe Cohn relata la sorprendente historia de cómo una joven judía de Francia cruzó líneas enemigas y se convirtió en una espía que ayudó a poner fin a la Segunda Guerra Mundial.

Alrededor de 100 personas se reunieron la semana pasada en el Centro de Artes Escénicas de Córdoba para escuchar a Cohn, de 97 años, contar cómo ella y su hermana se unieron a la resistencia y salvaron inicialmente a cientos de judíos que vivían cerca de la frontera alemana, trasladándolos a una remota granja en la Francia desocupada.
“No sabíamos quiénes eran, pero necesitaban ayuda”, dijo de ese esfuerzo que comenzó en 1942. “No podían quedarse en la Francia ocupada”.

Su hermana más tarde fue capturada y enviada al campo de concentración de Auschwitz, donde fue asesinada.

En un discurso patrocinado por la Academia Judía de Sierra y el Rabino Yossi Grossbaum del Centro Comunitario Judío Jabad de Folsom, Cohn, autora de la autobiografía “Detrás de las Líneas del Enemigo: La Verdadera Historia de una Espía Judía en la Alemania Nazi,” relató su historia como si fuese ayer.

Tras la liberación de París en junio de 1944, Cohn, quien poseía un título de enfermera, se ofreció como voluntaria para el ejército francés. “Mido 1.50, soy rubia, de ojos azules con la piel muy clara; pensaron que no había nada que hacer conmigo.”

Pero cuando el comandante francés escuchó que sabía leer, escribir y hablar alemán con fluidez, fue asignada a una unidad del norte de África para interrogar a prisioneros alemanes y aprender sobre los planes estratégicos de la Alemania nazi.

Cohn fue luego enviada a un campo helado en el invierno de 1944 para intentar infiltrarse en el ejército alemán. Dijo que cayó en un canal escondido bajo la nieve y casi se congeló hasta morir. Intentó infiltrarse en las líneas enemigas 13 veces hasta que finalmente logró encontrar su camino en el territorio controlado por Alemania, donde convenció a los soldados que era una enfermera alemana que buscaba desesperadamente a su novio desaparecido.

Siguió su camino hasta encontrarse con soldados que simpatizaban con su “difícil situación” y recopiló información clave sobre los movimientos de las fuerzas alemanas que transmitió a los comandantes aliados. A los 80 años, Cohn del Rancho Palos Verdes fue galardonada con la Médaille Militaire, el mayor honor militar de Francia.

Fuente: The Sacramento Bee

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home