Fueron vendidas las cartas de Einstein sobre Dios, Israel, y la física

David Bohm y Albert Einstein - Foto Wikipedia

Las cartas escritas por Albert Einstein acerca de Dios, Israel y la física alcanzaron la valorización de casi 210.000 dólares en una subasta de Jerusalén, siendo la mayor oferta para una misiva sobre la creación de Dios en el mundo.

Ocho cartas, escritas en inglés entre 1951 y 1954 y firmadas por Einstein, fueron vendidas por la casa de subastas Winners, que inicialmente había estimado su valor combinado entre 31.000 y 46.000 dólares.
La oferta más alta de 84.000 dólares fue para una carta al eminente físico David Bohm.

Einstein escribió: “Si Dios ha creado al mundo, su preocupación principal no fue ciertamente facilitar su entendimiento”. Fue escrita en febrero de 1954, un año antes de su muerte.

En otra misiva a Bohm, que se vendió por 50.400 dólares, Einstein discutió el vínculo que su colega hizo entre la teoría cuántica y la teoría del campo relativista.

“Debo confesar que no soy capaz de adivinar cómo podría lograrse tal unificación”, escribió Einstein.
La letra mecanografiada incluye una ecuación agregada en letra bien escrita y la firma del escritor.

Bohm, nacido en Estados Unidos de padres inmigrantes judíos, había trabajado con Einstein en la Universidad de Princeton antes de huir a Brasil después de perder su puesto en la cacería de brujas anticomunista del senador Joseph McCarthy.

En otra carta de febrero de 1953, Einstein compara “el estado de ánimo actual” de Estados Unidos, presa del anticomunismo maccartista con la paranoia en Alemania a principios del siglo XX bajo Kaiser Wilhelm II. El senador republicano Joseph McCarthy en los años 50 lideró una búsqueda de presuntos traidores comunistas que creía que trabajaban en el gobierno y el ejército.

Bohm, habiendo abandonado los Estados Unidos, expresó consternación y disgusto por vivir en Brasil, donde trabajaba en la Universidad de Sao Paulo.

Einstein dijo que el futuro previsible no presagiaba una “actitud política más razonable” en los Estados Unidos, y que Bohm debía resistir en Brasil hasta que obtuviera la ciudadanía antes de salir para una “atmósfera más intelectual”.

El ilusionista y mago israelí Uri Geller compró una carta de 1954 en la que Einstein analiza la posibilidad de que Bohm se traslade a Israel.
“Israel es intelectualmente vivo e interesante, pero tiene posibilidades muy estrechas e ir allí con la intención de salir en la primera ocasión sería lamentable”, escribió a Einstein.

Bohm tomó una cátedra visitante en el renombrado instituto tecnológico Technion de Israel en 1955 y se mudó a Inglaterra dos años después.
Einstein mismo declinó una oferta en 1952 para convertirse en presidente de Israel, aunque sirvió remotamente en la primera Junta de Gobernadores de la Universidad Hebrea y dejó sus papeles y testamentos allí.

La casa de subastas dijo que las cartas provenían de la finca de la difunta viuda de Bohm.

Fuente: Aurora

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home