Poemas de Humberto Silva Morelli

Eso y mucho más nos dijo Hillel

 cuando hace más de dos mil años, expresó:

“Añadiendo  vivo.    Si  dejo  de  añadir,   dejo  de  vivir.”

Y “AMOR” es el primer añadido que nos dio el SEÑOR...

creo yo…

Por tanto…

· Aprendiendo vivo. Si dejo de aprender, dejo de vivir.
· Ascendiendo vivo. Si dejo de ascender, dejo de vivir.
· Comiendo vivo. Si dejo de comer dejo de vivir.
· Compartiendo vivo. Si dejo de compartir, dejo de vivir.
· Creyendo vivo. Si dejo de creer, dejo de vivir.
· Decidiendo vivo. Si dejo de decidir, dejo de vivir.
· Departiendo vivo. Si dejo de departir, dejo de vivir.
· Dependiendo vivo. Si dejo de depender, dejo de vivir.
· Entendiendo vivo. Si dejo de entender, dejo de vivir.
· Haciendo vivo. Si dejo de hacer, dejo de vivir.
· Leyendo vivo. Si dejo de leer, dejo de vivir.
· Queriendo vivo. Si dejo de querer dejo de vivir.
· Sintiendo vivo. Si dejo de sentir, dejo de vivir.
· Sirviendo vivo. Si dejo de servir, dejo de vivir.
· Surtiendo vivo. Si dejo de surtir, dejo de vivir.
· Uniendo vivo. Si dejo de unir, dejo de vivir.

Aunque faltan muchos “añadidos” por añadir, le dejo a usted, estimado lector, la noble tarea de terminar.

Dejar de vivir, es caer en el olvido, y esto es una forma de morir, que muchos la padecen en vida.

¡Se da cuenta usted, de lo difícil que es vivir… y de lo fácil que es morir!
https://ssl.gstatic.com/ui/v1/icons/mail/images/cleardot.gif

 

Anteriores Poemas
Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home