EDITORIAL Nº 407

David Abodovsky

Los devaneos del canciller…

Escuchábamos un discurso, de la Presidenta de la República, en Chiguayante, durante la inauguración de un nuevo cuartel de Carabineros. El discurso se refería al episodio de corrupción, que había afectado a Carabineros de Chile, y la primera mandataria decía textualmente: “Quienes se apartan de su misión ensucian a la institución”

No pudimos sino relacionar esa frase con lo sucedido tras la prohibición del ingreso al Estado de Israel, del activista de la Federación Palestina de Chile, Anuar Majluf, personaje conocido por su agresividad anti israelí y anti semita, impulsor del movimiento, Boicot, Desinversión y Sanciones (BDS), que promueve un boicot comercial, científico y cultural, contra Israel y, al parecer, también, por parte de Majluf, contra todo lo judío.

Resulta muy extraño, que el Canciller Heraldo Muñoz, solo días atrás haya prohibido el ingreso al país de un importante personero boliviano basado en que había promovido el boicot a Chile, se había referido, en forma injuriosa, al gobierno y a la Presidenta de la República.

El Sr. Muñoz, había resaltado el derecho de un país soberano, como lo es Chile, a prohibir el ingreso a su territorio, sin embargo, para él, ese mismo derecho, de todo país soberano, se ha tornado en inaceptable según su propia declaración, en lo que se refiere al Estado de Israel, pese a que las causales para prohibir el ingreso al Sr. Majluf, son prácticamente calcadas de las aducidas por el Canciller, en relación a la autoridad boliviana.

No nos cabe duda alguna de la gran influencia que ejerce la Federación Palestina, que más allá de los abundantes recursos económicos que maneja, tiene el apoyo de una importante “Bancada Parlamentaria Palestina” y de muchos altos personeros en el gobierno.

Sin embargo, es inaceptable lo obrado por nuestro canciller ya que evidencia un doble estándar y genera una importante pérdida de credibilidad, en sus dichos y acciones, perjudicando fuertemente la imagen de nuestro país.

Es por ello que la frase de la Presidenta Bachelet, que mencionamos al inicio de esta editorial, nos hace mucho sentido, “Quienes se apartan de su misión ensucian a la institución”.  La principal misión del Canciller debe ser resguardar la imagen internacional del país y representar adecuadamente la política internacional de su gobierno.

editoriales anteriores
 Comparta este articulo con sus contactos:
      
 
 
Ir a página principal