La separación entre el mundo judío e Israel sigue profundizándose

Es difícil de entender, e incluso más difícil de aceptar, que los judíos se ataquen entre ellos, pero nos guste o no, esto es una realidad; está claro, sin embargo, que estas personas no tendrán éxito en dañar el desarrollo y el futuro del estado judío.

Para decirte la verdad, no me molesta que Lorde no venga a cantar en Israel. Sobrevivimos al Faraón, también venceremos a Lorde.

Sin embargo, realmente me molesta que la joven cantante de Nueva Zelanda decidiera boicotear a Israel debido a la incitación y las supuestas palabras de “explicación” de otra mujer del mismo país remoto y sereno: Justine Sachs, una judía que apoya el boicot del estado judío

Esa joven, que no es muy sabia, por decir lo menos, no es la primera judía que tiene como blanco a su propia gente. Hubo otros en el pasado, y hay algunos en el presente. Este auto odio es muy extraño, pero es un fenómeno que no debemos menospreciar.


Aquí algunos ejemplos: en Alemania, el movimiento BDS tiene a Evelyn Hecht-Galinski a su servicio. Ella es la hija de Heinz Galinski, un ex presidente del Consejo Central de Judíos y presidente de la congregación judía de Berlín, quien fue uno de los más grandes y abiertos luchadores contra cualquier forma de antisemitismo. Galinski, con quien compartí un “bloque” en Auschwitz y que “se quedó atascado” en Berlín después de la guerra por alguna razón, emitiría una respuesta mordaz a cualquier comentario antisemita en los medios alemanes, y en muchos casos, incluso ganó el apoyo de las autoridades. Su hija, por otro lado, es una de las calumniadoras más fanáticas de Israel y se encuentra entre los principales partidarios de un boicot contra el estado judío, que su padre defendió con todas sus fuerzas.

Y hablando de Alemania, también debemos mencionar a Moshe Menuhin, el padre del famoso violinista Yehudi Menuhin. Aquí hay un judío que nombró a su hijo Yehudi (“judío”), y sin embargo escribió durante años para el semanario nacional neonazi y antisemita, atacando a Israel y a los judíos de la manera más descarada. Es difícil de creer, pero es un hecho. Reaccionando a uno de los artículos anti-Israel de su padre en 1968, Yehudi Menuhin dijo: “Es una fuente de gran dolor para mí”.

Todavía en Alemania, tenemos a Felicia Langer, una abogada que defendió a los terroristas en los tribunales israelíes durante años. Un día, decidió emigrar a Alemania, donde ha estado incesantemente incitando y calumniando a Israel. También está activa en el movimiento de boicot, por supuesto. Por cierto, a Langer se le otorgó la quinta posición más alta de los ocho rangos del orden federal de mérito de Alemania en 2009. En 2012, la Autoridad Palestina le otorgó una “medalla de excelencia” por su actividad.

Podría continuar con la lista de judíos que odiaban a los judíos en diferentes períodos de tiempo, pero no es necesario. Es un fenómeno que es difícil de entender, y aún más difícil de aceptar. Pero nos guste o no, existe. Y ocasionalmente, nos causa problemas. Sin embargo, está claro que no tendrán éxito en perjudicar el desarrollo y el futuro del país al que están atacando: el estado de su propia gente.

¡Oh sí! Casi olvidé mencionar que el fenómeno de un judío atacando judíos ha existido desde el comienzo de la religión cristiana. La raíz del antijudaísmo fue Saulo de Tarso (Pablo el Apóstol).

Fuente: Diariojudío

Las opiniones vertidas en este Portal son responsabilidad de quien las emite.
 Comparta este articulo con sus contactos:
 
Home