Mi Amiga Personal


por David Arias Weil



Quisiera hablarles de una Amiga mía, a quién conocí hace muchos años atrás. Ella es una persona especial, ella es una persona callada, pero tiene palabras sabias que muchas veces me hacen reflexionar.

La conocí cuando era un niño, y comencé a verla todas las semanas, y luego casi todos los días, y es que es tan agradable conversar con ella que la veía en el colegio, en la sinagoga, en la tnuá y luego empecé a verla en otros ámbitos como en mi casa y en las casas de mis amigos.
Yo se que se imaginan que es como una polola pero no lo es, es una amiga de esas de verdad, es una persona que todos nosotros conocemos, es más esta persona es tan sabia que todo el mundo habla de ella y la cita porque siempre que dice algo, lo hace con una elocuencia y una inteligencia que me sorprende. No sólo la conocen en Chile sino en todo el mundo y los judíos en especial, así esta persona se ha hecho famosa.

Como les contaba es una persona callada, muchas veces nos habla y nos hacemos los sordos, y en más de una oportunidad hacemos caso omiso de lo que nos dice. Yo he optado por escucharla atentamente, pues creo que tiene cosas interesantes para decirnos, y lo he ido haciendo de a poco, hay otros que tienen distintas maneras de acercarse a esta amiga mía, y debo decir que aunque a veces no estoy de acuerdo como lo hacen, cada uno sabe lo que le acomoda, pero lo que sí es cierto es que los que no la conocen y no conversan con ella, es porque no quieren.

Mi amiga es una persona mayor, nació hace muchísimos años, algunos creen que por eso su inmensa sabiduría, yo no creo que sea por eso, yo creo que “simplemente” nació sabia y llena de enseñanzas. Ella sabe sobre muchos temas, sobre psicología, sobre salud, sobre ecología sobre sociología y otras tantas cosas, todos temas actuales y que nos afectan hoy, pero desgraciadamente a mi amiga la ven como vieja y anticuada, por lo tanto lo prestan atención, siendo que si tiene mucho que decir ella sobre todas las cosas que hoy suceden.

Un día conversando con ella, me dijo que se sentía mal, porque son pocos los que la escuchaban, y yo pensé: “Es natural, a todos nos pasa amiga mía, a todos nos pasan por alto”, pero en el mismo instante reflexioné frente a quién estaba parado y a quién le estaba hablando y corregí mi frase de inmediato: “Lo siento, a ti no te deben pasar por alto, tu eres una persona realmente especial”. Y realmente vi la pena en sus ojos a pesar de lo relativamente “poco” que nos habla a todos. Me sentí muy mal y de hecho todavía me siento mal, porque no se cómo hacer para que escuchen a esta persona, estoy trabajando arduamente en eso y espero poder hacerlo el resto de mi vida, pero es una tarea complicada, somos muchos los que trabajamos en eso.

Mi amiga es tan especial que incluso se viste de una forma muy particular, usa un vestido largo, generalmente de terciopelo, bajo el cual lleva un cinturón con una hebilla muy linda. Sobre su vestido cuelgan adornos y collares y muchas veces sobre su cabeza va una corona y siempre tiene un collar con forma de mano colgando de su cuello.

Amigos, sin duda que todos ustedes conocen a mi amiga, que en realidad no es sólo mi amiga sino que es amiga de todos, o por lo menos debería serlo, la Torá.

A pocas semanas de haber celebrado Shavuot la fiesta en que recibimos a nuestra amiga, me pongo a reflexionar: “Realmente escuchamos lo que la Torá tiene para decirnos”. Y entonces salió esta idea de personificar la Torá. Creemos que es anticuada y vieja cuando no lo es, la crisis económica, el hambre y la pobreza son temas que ya aparecen en la torá y sin tan sólo entendiéramos que tenemos que ser justos con nuestros hermanos, que debemos pagar nuestro salario a tiempo, que debemos siempre Perseguir la justicia, entonces tendríamos una sociedad mejor. Si comiéramos kasher (que hoy es algo que no es difícil) entonces realmente entenderíamos el valor de la comida, que detrás de cada pedazo de pan decimos “Hamotzí lejem min Haaretz” e invocamos a D’s diciendo que el pan es producto de una creación de D’s de la tierra, porque “Saca el pan de la tierra” y es producto del hombre que lo fabrica con las cosas que D’s le dio.

Si la Torá pudiera expresar lo que siente, por un lado sonreiría al ver como cada vez más hay personas que se acercan a ella y siguen sus enseñanzas y lloraría al ver que la pasan por alto. Cuando digo que hay diferentes maneras de acercarse es porque lo hay, uno puede ser judío ortodoxo, laico, reformista o progresista. Yo elegí el movimiento conservador porque realmente creo en lo que propone, tradición y cambio, es creer que la torá es actual, es dialogar con las fuentes y buscar soluciones a problemas de hoy en las fuentes del ayer.

“Muchos judíos hablan de ella en todo el mundo”, día a día, cada shabbat siempre nos encontramos con una enseñanza de nuestros Rabinos, quienes conocen bien a nuestra amiga y dedican su vida a aprender lo que nuestra amiguita tiene para decirnos.

A muchos les puede sonar irónico el cómo escribí estas líneas y que hablo de la torá como si fuera mía, si así les pareció, lo lamento, sólo quiero mostrar una forma más de las tantas que existen para acercarse a la torá, como escribí: “El que no se acerca, es porque no quiere”. Creo que ver a la Torá como una amiga es una opción a pensar, uno a los amigos de verdad no le es desleal, uno a los amigos no les falla, no les miente ni les oculta nada. A nuestros amigos de verdad les preguntamos y les consultamos cuando nos enfrentamos a situaciones difíciles o cuando tenemos que tomar decisiones complicadas. Por qué no consultamos o le preguntamos a la Torá qué hacer cuando tenemos cosas difíciles en nuestro camino, sino sabemos cómo preguntarle, entonces acerquémonos a las personas que saben de torá y estudiemos con ellos.
La invitación es a que nos hagamos amigos de la Torá, busquen en Facebook: “Torá”, y agréguenla a sus amigos!!, uno con los amigos va a todas partes y siempre se acuerda de ellos en todo momento, si hacemos de la torá nuestra amiga, quizás nunca nos olvidemos de ella.


 

David Arias Weil, es Rosh Jinuj (Encargado de Educación) del movimiento Tikvá y dicta clases en varias comunidades sobre materias judías

Nota de ANAJNU

 

volver a página principal