Las noticias... ¿son privadas o públicas?

(Conversación con David sobre el curioso caso de Wikileaks)
 

por Humberto Silva Morelli

Cuando… y hace muy poco tiempo.. en una conversación entre amigos discutimos David y yo sobre si una noticia debe ser privada o pública y me ofrecí a dar mi opinión por escrito, no sabía el lío, enredo y complicación en la que me estaba metiendo, dada la confusión, ambigüedad y equívocos, que hasta de origen, tiene la palabra “noticia”… y sólo para comenzar… pues los significados de “privado” y “público”, tampoco lo hacen mal.

Si la palabra “noticia” viniere del latín significaría algo así como:

Noción o conocimiento de… sobre… para… o cualquier “o”….
Contenido de una comunicación antes desconocida.
Hecho o evento divulgado.

Por tanto “noticia” sería un sustantivo, o nombre de algo existente, aunque no sea consistente. Mientras que “privado(a) o público(a)” serían dos adjetivos que señalan situaciones tan opuestas como “blanco o negro”. Lo curioso es que la comparación calza como anillo al dedo como veremos más adelante, con el caso del tigre y el ciervo. Pero como si lo semántico fuera poco, llegamos al problema planteado por Julian Assange dueño de Wikileaks (Wikifiltraciones o Wikifugas) al desclasificar documentos considerados por EEUU, como “secretos”. Y esto no es menor… porque al parecer, esta desclasificación inconsulta hecha por un privado, es un delito. ¿Es un delito? ¿Será un delito en el mañana? ¿Quién será el delincuente? Por tanto el Sr. Julian Assange, y como un afectado, hoy “sería” un delincuente. De la semántica pasamos sin darnos cuenta a una discusión sobre la “ética” y la “moral” y de la moral pasamos a la “justicia”… y allí mismo quedamos “¡plop!”. En ese instante comprendí que… la justicia no integra totalmente lo que yo estimo moral. O sea comprendí que un acto de justicia puede ser inmoral para mi y moral para otros. Pero.. ¿Es inmoral para quién? ¿Es que la moral no es igual para todos? Como estos pensamientos necesitaban ser ordenados para estar yo, al menos, de acuerdo conmigo mismo, analicé el significado correcto de estos términos en español, dados por la Real Academia y lo que dicen los filósofos… y me encontré con la sorpresa que una cosa es lo que dice la Real Academia y los filósofos y otra cosa es lo que dicen que esto es… en el grupo fáctico que tiene el poder de decidir sobre una comunidad. En otra palabras, cuando ellos hablan de “justicia” sólo se cubren con un bello manto que parece moral.

Antes de seguir adelante, quiero especificar que este artículo no es una prédica. No es una catilinaria en contra de nada. Sólo estoy tratando de velar por el correcto uso de nuestro idioma, porque estoy convencido que sin el verbo, no tendríamos lo que tenemos… ni seríamos lo que somos. Por tanto si bien ésta no es una prédica ética, si es una prédica para usar bien nuestro idioma, cualquiera que el sea. Porque es ético entender lo que se habla y lo que se lee. La ignorancia o la oscuridad de la mente inducida, nunca es ética. Como una curiosidad agregaré que en Chile, la mayoría de los que leen, no entienden lo que leen y por eso en Chile casi no se leen libros. Es realmente macabro nuestro estado de incultura y en todo nivel que Ud. desee considerar. ¿Hay libros en su casa? Yo creo que los tiene, porque si así no fuere, no leería, ni esto ni mi poesía. Y para vuestro consuelo, yo no se de alguna investigación que aclare: Los que escribimos ¿entendemos lo que decimos?

Para mi el sentido humano de justicia es una virtud y para otros es un conjunto de códigos que, en general no pueden ser transgredidos por los humanos de una comunidad con leyes y fuerza para sostenerlas… y cuando son transgredidos … esos códigos tienen más o menos especificadas las sanciones. Por tanto justicia es lo que hacen los jueces al aplicar correctamente dichos códigos, a quienes se les debe aplicar, no a todos. Nada más ni nada menos. Pero… ¿eso es justicia? En La Torah se expresa que “justo” es el que cumple con sus preceptos morales. Según Maimónides (basado en Tractate Yevamot del Talmud babilónico, 49b-50a): “Una persona cuyos méritos sobrepasan su iniquidad es un tzadik (justo)."

Ahora me pregunto ¿Qué méritos morales puede tener una justicia institucionalizada, que para defender (supongamos) posesiones minerales hubiere aherrojado a sangre y fuego a la mayoría negra de un país? Podría dar millones de ejemplos donde la justicia es la herramienta que tiene un poder constituido para cometer inmoralidades. Aunque no siempre sea así, eso sucede… ¿o no? Por tanto y con un solo botón, se prueba el mal uso, al menos idiomático, de la palabra “justicia”, cuya representación en bellas estatuas ¿de la diosa Themis? ¿o de su hija Dike? ¿o sólo de la “Justitia” de Roma? Lo que sea, hoy carece de su primitivo sentido, pero vende.

Otra palabra clave para nuestra discusión es “noticia”, palabra que los vascos dicen que es de origen vasco, pero que en lo sustancial tiene igual significado que la muy antigua palabra “notitia” en latín, idioma que con el griego son pilares de nuestra cultura. En latín “notitia” significa: Noción. Conocimiento de algo. Contenido de una comunicación. Hecho divulgado. Y todo lo relacionado con ello. Y de acuerdo con nuestra Torah, cuando el hombre ingirió el fruto del Arbol del Conocimiento, “supo del Bien y del Mal”. O sea, los hechos pueden ser buenos o malos, pero la noticia evidentemente no tiene cualidades… sólo es. En otras palabras yo puedo decir: “Te voy a contar un hecho que te perjudica”, pero no debiera decir: “Te voy a dar una mala noticia”… aunque eso así se diga. Y siguiendo con nuestro razonamiento, recuerdo que Mijaíl Gorbachov, junto a la perestroika, acuñó mediáticamente la palabra “transparencia” (glásnost, que en ruso гласность, significa: apertura, transparencia o franqueza), que hoy sería el “conocimiento globalizado”… ¿de qué? … de todo. Y lo que hace el poder fáctico en todas las comunidades, cuando el oculta información ¿es transparencia? Recordemos que hay oscuridad cuando no hay luz y recordemos que la luz “es buena”. Y si es buena, representa el bien ¿o no es así? Entonces no ver… ocultar… esconder… tapar… disfrazar… encubrir… disimular… camuflar… silenciar… negar… enterrar… no dar… encerrar… cubrir… enmascarar… o reservar una noticia o una información, es evidentemente malo, es oscuridad. Y si eso es lo que la justicia obliga a hacer con noticias que son malas para los gobiernos, como las noticias de wikileaks… ¿eso es bueno o es malo? Y aquí viene el gran chamullo de los gobiernos o de los poderes fácticos que imparten justicia y para los censores oficiales, este es un potente argumento: La verdad no puede tener una difusión total, porque sería perjudicial para la gente, que no conoce la totalidad de los hechos. La censura es un evento muy visible en toda dictadura y no visible en otros gobiernos. Pero como evento… ¿existe? o ¿no existe? Ese dilema yo no lo puedo resolver por Ud. Entonces condenemos a las dictaduras ¿y a los otros?… ¿Se da cuenta Ud. cómo maltratamos nuestro idioma? Pero ahora dentro de esta razonada secuencia, viene lo mejor… Las noticias, el conocimiento de algo ¿es público? ¿es privado?. Veamos ahora un ejemplo sacado de la zoología. El tigre vive porque puede matar para comer ciervos u otros rumiantes. Si le prohibimos al tigre matar, el se muere de hambre. ¿Este hecho es bueno o malo? La respuesta parece evidente: Es bueno para los ciervos y malo para los tigres. Pero el hecho en si… ¿es bueno o es malo? Como veo dudas en su cara, entonces dígame Ud. ¿es bueno o es malo prohibir el conocimiento? ¿Prohibir una noticia? Y vuelvo a preguntar a quien sea: Y si eso no lo hizo D’s… ¿por qué lo hace Ud.? ¿Tanto se quiere y tan poco vale Ud.? Sigamos con el tigre… El tigre se esconde para matar, es decir: “esconde la noticia de su ubicación”… ¿cómo entonces puede arrancar para vivir un ciervo, si no sabe donde está el tigre? Esto es para mi la diferencia que se da cuando una noticia es considerada pública o privada. Esto es para mí, también, algo más que una discusión sobre el correcto uso del castellano. También es un problema de moral y de vida aún no solucionado.

Así y con estas reflexiones, terminé mi conversación con mi amigo: Mira David… le dije:

“Hoy hay muy pocos tzadik (justos) en un mundo de gente que por estar desinformada… permite liderazgos perversos. Pero la información ya no la están pudiendo esconder, prohibir, ni controlar. Fluye y fluye. leaks and leaks, iluminando la oscuridad. Por eso y sólo por eso… el mañana será diferente… y en este mundo y en un muy lejano amanecer, la luz de los tzadik, alimentada con savia del Arbol de la Ciencia, iluminará nuestra vida con amor. Y no estoy equivocado… como saben y sienten todos los que tienen Fe. Porque hoy los sueños… sueños son… pero mañana dejarán de ser sueños para ser una hermosa realidad. Y aunque suene a poesía, esto puede suceder.”
 

 

volver a página principal