En mi casa soy yo quien toma las decisiones...y en la suya, ¿quien las toma?

por Lilian Rotter

Por más que me devano los sesos intentando comprender “razones” y dejar de lado “emociones”, en aras de ser lo más objetiva posible (dentro de lo que cabe), me es francamente IMPOSIBLE llegar a una conclusión distinta a la que siempre llego de manera irremediable, ya sea yendo por un camino o por otro, y que se resume en estas preguntas:

¿Acaso es posible para ISRAEL, el ESTADO JUDIO, poder aceptar un acuerdo de paz con los palestinos cuando estos cuentan DENTRO de ellos con grupos radicales, terroristas, que inclusive tienen llenos de pánico a sus propios civiles?
¿Acaso es posible para Israel, EL ESTADO JUDIO, poder aceptar un acuerdo de paz con los palestinos tras vivenciar que los grupos extremistas que allí conviven no cesan de demostrar de forma reiterada, provocadora y desde distintos flancos, a través de sus acciones sangrientas, que cualquiera que sea el tamaño, la ubicación, la intención, de lo que se acuerde y entregue, llámenlo ellos devolución de SUS “territorios ocupados ilegalmente” por el enemigo sionista, o llámenlo los israelíes “territorios en disputa”, si EL ESTADO JUDIO no podrá garantizar la seguridad de sus ciudadanos?
¿O es que acaso es posible para Israel, EL ESTADO JUDIO, confiar en interlocutores que no son verdaderos interlocutores por su inconsistencia, ya que un día dicen que quieren dos Estados, se despiertan al día siguiente afirmando que quieren dos Estados PERO en un mismo territorio, luego “su idea” es que exista solo un ESTADO, el PALESTINO, y SIEMPRE parten del NO reconocimiento de Israel como el ESTADO JUDIO, de hecho, el único Estado Judío del mundo, luchado y logrado a pulso, con tanto esfuerzo político, económico, etc., para que los judíos de cada rincón del planeta tengamos un lugar donde ir, en el que nadie nos rechace ni nos pueda expulsar?

El mundo entero desea que Israel cometa un suicidio que ningún otro país cometería conducido por la ONU, ni por la opinión pública mundial que no tiene arte ni parte en el tema. Las partes interesadas, con intermediarios, emisarios, etc., pero de manera BILATERAL, son quienes deben NEGOCIAR, DECIDIR, ACEPTAR CONDICIONES. En mi casa no permito que NADIE venga a decirme como debo actuar o hacer las cosas!!! ¿Y EN TU CASA? Presiento que es IGUAL. ¿¿¿O no???

Resulta repugnante e inexplicable (no sé si tan inexplicable…(el petróleo constituye una “explicación” de peso, así como también la influencia de la Iglesia Católica desde hace cientos de años) que los medios de comunicación de cada uno de esos Estados autodefinidos como “democráticos”, u otros, gobernados por dictadores, de América, África, Europa, “exijan” que Israel devuelva “GRATUITAMENTE”, sin ningún tipo de garantía para su existencia, tierras desde las que tan solo ayer, hace pocos días, hace semanas, meses, años-únicamente con decretos de treguas temporales suficientes para darle tiempo a los terroristas de rearmarse-han estado MATANDO, HIRIENDO indiscriminadamente a niños, mujeres, jóvenes y hombres inocentes, en Israel a pocos días de la importante reunión de países en New York.

Yo se que lo que escribo es “llover sobre mojado”, pero siento la imperiosa necesidad de colocarlo en blanco y negro con la esperanza que algunos de los que lean estas líneas se pongan por un instante en el lugar de cada madre, cada padre, cada abuela, cada abuelo, cada hermano en Israel. Allí es una realidad que cuando alguien sale a la calle a la hora que sea, no sabe si retornara a su casa.

En Venezuela, la gente se persigna, reza para que sus seres queridos no sean víctimas del hampa mediante un secuestro express, o menos express, un atraco, un asesinato por una blackberry, unos zapatos deportivos, o un carro; pues imagínense que en Israel, la situación es tan simple y patética como que saliendo en un autobús al trabajo o de vacaciones, al centro comercial, a cualquier parte, corres el riesgo de que el estallido de una bomba o un cinturón lleno de explosivos te cambie la vida en muerte o en hospitalizado de mayor o menor gravedad; tal vez puedes estar caminando por la calle y ser aplastado intencionalmente por el tractor manejado por un árabe que trabaja en Israel.

¿A quién de esos gobernantes que supuestamente tienen la responsabilidad de velar por la seguridad de todos los países del mapamundi, le importa que en plena víspera de la reunión en la que se pondrá en el tapete la declaración de un Estado Palestino, estén lanzando sobre la población israelí montones de cohetes, irrespetando los terroristas de la Yihad, de Hezbollah, de Hamas, SUS PROPIOS “altos al fuego”?

¿A quién le importa el árabe de Nablus que le robó hace dos días un taxi a un israelí tras apuñalarlo en la mano, y manejar hasta un club donde muchachos de secundaria celebraban una fiesta por el fin del verano y allí sacó nuevamente su arma blanca para acuchillar y herir a 8 jóvenes estudiantes? ¿Qué rayos les puede importar si total, ninguno era hijo de esas personas que tendrán en sus bocas la decisión de “entregarle” a los palestinos “sus” tierras de manera incondicional y allá los israelíes que se encarguen de ver como hacen para seguir con su vida “habitual”, con la diferencia que como en aquella famosa película estarán prácticamente “durmiendo con el enemigo”? ¿Qué culpa tenían esos jóvenes estudiantes de problemas que llevan años sin resolverse porque no hay voluntad de UNA DE LAS PARTES?

¿A quién le importa que las facciones palestinas que ni siquiera se molestan en hacer la pantomima que están de acuerdo-porque en realidad no lo están- a pocos días del prontamente célebre encuentro del Consejo de seguridad de la Organización de Naciones (des)Unidas? Si entre ellos mismos no pueden ponerse de acuerdo ¿Qué puede esperar su vecino, Israel? Si ellos mismos no cumplen sus reglas ¿Cómo creer que las respetarán con su vecino?

Aunque los partidarios y defensores de la creación de un Estado Palestino estén haciendo su feroz campaña internacional enfatizando que el “genocida Estado Sionista, que Israel, el país que practica el Apartheid con los palestinos”, con el apoyo “moral, económico”, el que sea, de los judíos que vivimos en otras partes del mundo-aclarando estos medios sesgados que “no todos los israelíes y judíos concuerdan con esa política asesina israelí”-la única VERDAD es que la gran mayoría SI QUEREMOS DOS ESTADOS, SI QUEREMOS UN ESTADO PALESTINO para LOS PALESTINOS, pero NO A COSTA DE LA DESAPARICION DE ISRAEL COMO NACION, NO SIN ANTES tener la plena y absoluta CERTEZA Y SEGURIDAD QUE ISRAEL SERA ACEPTADO COMO LO QUE ES: EL ESTADO JUDIO,Y FINALMENTE, NO SIN ANTES CONTAR CON FRONTERAS SEGURAS PARA SUS HABITANTES Y CON QUE EL TERRORISMO TERMINARA.

Claro que esto es una utopía…

El que no quiere escuchar que no escuche, el que no quiere leer que no lea, pero las palabras han sido MAS QUE CLARAS: Israel es el primero de la lista. Los palestinos, hablo de los civiles, son solo unos “tontos útiles” utilizados por aquellos que suenan con que el imperio que una vez tuvieron los árabes y que llegó hasta España, renazca para no desaparecer nunca más.

La mala noticia para EL MUNDO es que Israel NO aceptará, como no lo haría usted, señor o señora o señorita lectora, si estuviese en los zapatos de Israel. Con garras y unas como usted defendería la vida de su hijo, padre, o madre, Israel lo hará, no solo con garras y unas, sino con lo que TENGA que hacer, para defender lo que tanto le costó construir.
 

 Comparta este articulo con sus contactos:

 Tweet   

 

Ir a página principal