Hasbará. ¿Y si volvemos a las bases?


por Avi Rath

Para hacer frente a las Naciones gentiles del mundo el Estado de Israel, y sus responsables de relaciones públicas, han probado ya con todo, yendo desde los argumentos de seguridad y las fronteras tan estrechas hasta la amenaza estratégica. Pero, estos (tan reales) argumentos no funcionan casi, o convencen muy poco. Cuando los judíos adoptamos este género de relaciones públicas, el mundo intenta encontrar soluciones al problema de la seguridad: uso de satélites, cámaras, barreras electrónicas, fuerzas multinacionales, zonas desmilitarizadas y cualquier otra cosa semejante a estas.

Nosotros hemos intentado estrategias de relaciones públicas fundadas sobre argumentos diferentes. Hemos hecho uso del Holocausto, de la expulsión de España, de las cruzadas y del antisemitismo. Hablamos nosotros de las masacres cometidas sobre nuestro pueblo para probar nuestro derecho después de milenios, pero esto tampoco funciona. En realidad se produce el efecto contrario. Vemos, de golpe, que Turquía nos rechaza, y también Escocia, sin mencionar los boicots universitarios británicos que prefieren abrazar el Islam radical y no la democracia laica.

Tras probar de todo ,con ningún éxito, los encargados de las relaciones públicas deberían volver a las bases del pueblo Judío:¡La Biblia!

Recordemos que nos dirigimos al mundo de los cristianos y de los musulmanes. Estas dos religiones reconocen la historia bíblica, la VERDAD DE LA BIBLIA, su carácter Sagrado. Estas dos religiones reconocen que el Pueblo Judío es el Pueblo de la Biblia. Por tanto, en lugar de buscar argumentos de seguridad para justificar nuestro derecho a esta tierra y a Jerusalem ,volvamos a las raíces y hablemos un lenguaje bíblico que comprende el mundo.

En lugar de ensayar y buscar teorías y explicaciones que no convencen a nadie, haríamos mucho mejor en volver a la base de los versículos de la Biblia, como estos: “pues todo el país que tú ves te lo daré y lo poseerás siempre.”(Bereshit, 13:15)

Durante las reuniones y convenciones sionistas que han forjado nuestra historia, aún no siendo religiosos todos, los líderes hablaban en tales términos. ASÍ SE CONSTRUYO ISRAEL ESTADO JUDÍO. Y así establecimos nuestra realidad vital en Galilea, en el Golan, en los valles del Jordán, en el Neguev, y en la Judea y la Samaria. Y creamos una realidad irreversible. Si esto lo volvemos así de sencillo será, además, sencillo para el mundo.

El papel de los dirigentes es el de hablar, crear argumentos no insultantes que produzcan una buena estrategia de comunicación, y con ello hay una posibilidad de convencer al mundo. Y mientras, en el terreno israelita, el pueblo debe de crear una realidad de vida judía natural, sana, normal.

¿Es mi punto de vista naif? ¿Poco serio? Tras la llamarada de violencia de 1936, cuando las revueltas árabes contra los judíos, el gobierno de la Gran Bretaña creó una comisión de encuesta encargada de examinar los sucesos. Los árabes repitieron sus demandas acostumbradas (¡ya antes de 1948,o1967!) Ben Gurión fue llamado por la comisión para que hablase de los derechos Judíos sobre Israel.

Cuando el jefe de la comisión le preguntó como los judíos, no nacidos en Israel, podían reclamar derechos sobre esta tierra, Ben Gurión tomó la Biblia y leyó:

-”Aquí está nuestra acta de propiedad” añadió él. Simple y verdadero…


 

 Comparta este articulo con sus contactos:

 Tweet